Lo que iba a ser un mal día


Su esposa se lo había dicho antes de salir de casa, tenía un extraño presentimiento. Querido, hoy no va a ser un buen día, sería mejor que te quedaras en la cama descansando. Su esposo convivía con el peligro y la muerte, cualquier día podía ser el último que lo viera con vida. 

Y a sí fue, ese día detuvieron a su esposo.

-"No debiste haberte casado con él, nunca fue un buen hombre", le dijo su madre, hoy estás pagando las consecuencias de una mala elección.


Ella ya lo sabía, pero eso no impedía ni disminuía el amor que sentía por él. Su esposo era un ladrón y lo acababan de apresar. No la asustaba que estuviese preso, ya había pasado por esa situación antes. Lo dramático era que esta vez no habría misericordia del juez y la sentencia era inapelable. La condena que solicitaba el fiscal a un tribunal con sed de justicia, era de muerte y no una muerte cualquiera, sino muerte de cruz.


La mujer que tanto amaba a su esposo no dejaba de darle vueltas en su cabeza. Tal vez lo perdieron las malas compañías, reflexionó mientras recorría la calle principal, porque su socio en las andadas, también sería crucificado junto con él. De todos modos ya no importa buscar culpables, lo cierto es que su esposo iba a terminar como ella había soñado y temido tantas veces. Iba a morir de la peor de las muertes, la más humillante, la más cruel y atroz. La mujer no pudo despedirse de su amado, para los ladrones no hay privilegios, ni concesiones. No hay piedad, ni un último deseo para los condenados al madero.


En el horizonte se divisan tres cruces, la de su esposo, la de su compañero y la de un desconocido. Ella reconoce a su marido y al otro ladrón, pero le resta importancia al tercero; quizás sea otro que deje a otra viuda en el olvido y la desgracia.


El cuadro es estremecedor. No la culpen a ella por no llorar, ya había gastado todas sus lágrimas en una vida miserable junto a quien le prometió amor eterno y ahora cuelga de una cruz. No quiere mirar a su esposo, está allí, prefiere recordarlo de otra manera.


El otro de los ladrones insulta al desconocido de la cruz que estaba entre los dos. Y una voz conocida, pero imperceptible, pronuncia algunas débiles palabras. "Acuérdate de mi, cuando vengas en tu reino"  Era la inconfundible voz de su esposo, sin duda, hablándole al desconocido. "Hoy estarás conmigo en el paraíso", le responde, como si en su condición pudiese prometer algo.
La mujer levanta la vista por primera vez. Tal vez para mirar a los ojos de su esposo una última vez o tal vez para entender el diálogo tan extraño que acaba de oír. El socio de su esposo acaba de morir. El desconocido parece realmente un inocente que paga por algo que jamás cometió y su esposo sonríe. No tendría porqué hacerlo, no hay razones. Hizo de su vida un mundo miserable y está colgando de una cruz frente a miles de ciudadanos que claman justicia. Pero el ladrón se encuentra con la mirada de su esposa y le sonríe. 


Es como un último gesto queriéndole decir que todo estará bien, a pesar de todo.

La mujer no entendió bien el diálogo de los condenados, pero presiente que algo había cambiado. Algo debe haber ocurrido allí en lo alto de aquellas cruces, porque de pronto empieza a pensar que su esposo finalmente encontró algo distinto.


Su esposo cuelga de un madero, pero inexplicablemente, irracionalmente, sonríe. Ella le devuelve el gesto en silencio, ese que sólo pueden interpretar los que se han amado de verdad. Sabe que no puede implorar justicia y mucho menos misericordia y que su esposo está pagando por robos y crímenes cometidos durante muchos años. Pero ahora, la última sonrisa de su esposo le devuelve la calma. Por la sonrisa que se dibuja en su rostro no parece estar sufriendo en una cruz, al contrario, parece estar lleno de gozo y felicidad.


Por la vida que llevó durante tantos años, no merecía ningún tipo de contemplación, ni de perdón, ni siquiera una digna sepultura. Pero alguien, tan condenado como él, le prometió el paraíso. Su esposo se había encontrado con la gracia en el minuto final, segundos antes  de la muerte.


Ese, no iba a ser un buen día y evidentemente no existía la posibilidad de que terminara bien. Su esposo ha dejado de respirar, pero nadie se explica por qué sonríe y ella sólo puede reflexionar: Si para llegar al paraíso tenía que pasar por la cruz, valió la pena haberse levantado.


Jesucristo a través de su gracia y misericordia, espera tu decisión hasta tu último suspiro. Es posible que hayas tenido una vida llena de pecado, quizás has robado, asesinado, no importa. La Ley siempre te condenará, entre otras cosas, porque eres culpable, pero Jesucristo te está esperando para que puedas experimentar Su perdón, misericordia y amor incondicional.
 


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

El amor de un Niño por su papá



Pablo, un niño de seis años, una mañana decidió preparar unas tortillas para su papá.

Llegó a la cocina y encontró un gran tazón y una cuchara, acerco una silla a la mesa, y trato de alzar el pesado paquete de harina para abrirlo. Pero la mitad del paquete quedo desparramada entre la mesa, la silla y el suelo.

Tomó todo lo que pudo con sus manitos y la puso dentro del tazón, y después le puso un poco de leche y azúcar, haciendo una mezcla pegajosa que empezaba a chorrear por los bordes.

Además había ya pequeñas huellas de harina por toda la cocina, dejadas por él y por su gatito.

Dejó todo sucio !!!

Pablito estaba totalmente cubierto con harina, y estaba empezando a ponerse triste.

Quería darles una sorpresa a sus papás haciendo algo muy bueno, pero todo le estaba saliendo al revés.
No sabía que más había que agregar a su pasta, o si había que hornear las tortillas y además ni siquiera sabía cómo usar el horno.

Cuando levanto su mirada, vio a su gatito sobre la mesa lamiendo el tazón, por lo que corrió a apartarlo, pero por accidente se volcó el cartón de la leche y además se quebraron unos huevos que había sobre la mesa al caer al suelo.

SU PADRE LO ENCONTRÓ!....

Intento agacharse para limpiarlo pero se resbalo y quedo con todo su pijama pegajoso, lleno de harina y huevo.

Levantó su cabecita y en ese momento vio a su papá de pie en la puerta. Dos grandes lágrimas entonces se asomaron a sus ojos.
Él solo quería algo bueno, pero en realidad lo que había causado era un gran desastre.

Estaba seguro de que su papá le iba a regañar y muy posiblemente le iba castigar. Pero su papá solo lo miraba, en medio de aquel desorden.

Entonces, caminando encima de todo aquello, sin decirle ni una sola palabra, tomó en sus brazos a su hijo que no cesaba de llorar, sin importarle llenarse de harina y huevo y apretándolo contra su pecho, lo abrazo con un amor infinito porque lo que realmente importaba no era lo que había provocado sino la intención del niño y el gran amor por su padre.

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Pedí a Dios que cuidara de Ti...


Él me mostró sus manos
y dentro de ellas estabas Tú!
Sonrió y me dijo:
¿Qué crees que le pueda pasar
si siempre está en mis manos?
Le dije:
Gracias, Señor,
esa persona es muy importante para mí.
Él me miró y dulcemente me dijo:
"Si para TI es importante,
imagínate para MÍ que soy su Padre".
 


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Lo más importante de mi vida


 Mis hijos son lo más importante de mi vida.
Yo siempre velaré por ellos,
no importa la edad que tengan,
ni dónde se encuentren.

Mis hijos me han hecho reír, llorar,
estresarme, han limpiado mis lágrimas.
Me han abrazado...
se han colgado de mis piernas,
me han visto agotada y me han ayudado
a hacerme fuerte nuevamente,
a veces me han vuelto LOCA,
más aun de lo que soy !

Pero mis hijos son un regalo de Dios
y para siempre serán mi gran TESORO!
Aunque sus vidas no me pertenezcan,
SOY MAMÁ, ese es mi título en la vida...
son lo más grande que la vida pudo darme,
los AMO !
 


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

El tiempo pasa rápido


 Mis amados Hijos:
El tiempo pasa rápido
y cada uno tomará su propio vuelo.

Los amo más que a mi vida
y tal vez en mi afán
de sacarlos adelante,
me faltó decirles tantas cosas...
abrazarlos más, besarlos a cada minuto,

Los amo, y cada día los abrazo
con un pensamiento, una oración
y todo MI AMOR.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Despojate de la verdadera persona que impide tu progreso .... Sabia reflexion no te quedes sin leerla



!!! Un día, cuando los empleados llegaron a trabajar, encontraron en la recepción un enorme letrero en el que estaba escrito:

"Ayer falleció la persona que impedía el crecimiento de usted en ésta empresa.

Está invitado al velorio, en el área de deportes". Al comienzo, todos se entristecieron por la muerte de uno de sus compañeros, pero después comenzaron a sentir curiosidad por saber quién era el que estaba impidiendo el crecimiento de sus compañeros y la empresa.

La agitación en el área deportiva era tan grande que fue necesario llamar a los de seguridad para organizar la fila en el velorio.

muertos

Conforme las personas iban acercándose al ataúd, la excitación aumentaba:

* ¿Quién será que estaba impidiendo mi progreso?

* ¡Qué bueno que el infeliz murió!!

Uno a uno, los empleados agitados se aproximaban al ataúd, miraban al difunto y tragaban seco. Se quedaban unos minutos en el más absoluto silencio, como si les hubieran tocado lo más profundo del alma. Pues bien, en el fondo del ataúd había un espejo.. cada uno se veía a sí mismo.. con el siguiente letrero:

reflexion

"Sólo existe una persona capaz de limitar tu crecimiento: ¡TU MISMO"!
Tú eres la única persona que puede hacer una revolución en tu vida.
Tú eres la única persona que puede perjudicar tu vida, y tú eres la única
persona que se puede ayudar a si mismo.

ataud

TU VIDA NO CAMBIA CUANDO CAMBIA TU JEFE,
CUANDO TUS AMIGOS CAMBIAN,
CUANDO TUS PADRES CAMBIAN,
CUANDO TU PAREJA CAMBIA.
TU VIDA CAMBIA, CUANDO TU CAMBIAS,
ERES EL ÚNICO (A) RESPONSABLE POR ELLA.

"EXAMÍNATE.. Y NO TE DEJES VENCER"

"El mundo es como un espejo, que devuelve a cada persona, el reflejo de sus propios pensamientos...La manera como tu encaras la vida es lo que hace la diferencia"...


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Lo mejor está por venir


 Todo lo que haces
con Amor y por Amor,
la Vida te lo devolverá algún día
con grandes Bendiciones !
Sólo Confía !



Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Hoy reparte sonrisas



* Porque una sonrisa no cuesta nada
y produce mucho.

* Una sonrisa tiene valor
desde el momento que se da.

* No empobrece a quien la da
y enriquece a quien la recibe.

* No dura más que un instante
pero su recuerdo perdura eternamente.

* Nadie es demasiado rico para prescindir de ella,
y nadie es demasiado pobre para no merecerla.

* Una sonrisa alivia el cansancio, renueva las fuerzas
y es consuelo en la tristeza.

* Una sonrisa no puede comprarse, ni prestarse,
ni robarse,  pues es una cosa que no tiene valor
hasta el momento en que se da.

* Es la señal externa de la amistad profunda.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

El Violinista (REFLEXIÓN)



Este hombre, sucio, mal oliente, tocaba un viejo violín.

Frente a él y sobre el suelo estaba su boina, con la esperanza de que los transeúntes se apiadaran de su condición y le arrojaran algunas monedas para llevar a casa. El pobre hombre trataba de sacar una melodía, pero era del todo imposible identificarla debido a lo desafinado del instrumento, y a la forma displicente y aburrida con que tocaba ese violín. Un famoso concertista, que junto con su esposa y unos amigos salía de un teatro cercano, pasó frente al mendigo musical.

Todos arrugaron la cara al oír aquellos sonidos tan discordantes. Y no pudieron menos que reír de buena gana. La esposa le pidió, al concertista, que tocara algo. El hombre echó una mirada a las pocas monedas en el interior de la boina del mendigo, y decidió hacer algo. Le solicitó el violín. Y el mendigo musical se lo prestó con cierto recelo. Lo primero que hizo el concertista fue afinar sus cuerdas.

Y entonces, vigorosamente y con gran maestría arrancó una melodía fascinante del viejo instrumento. Los amigos comenzaron a aplaudir y los transeúntes comenzaron a arremolinarse para ver el improvisado espectáculo. Al escuchar la música, la gente de la cercana calle principal acudió también y pronto había una pequeña multitud escuchando arrobada el extraño concierto. La boina se llenó no solamente de monedas, sino de muchos billetes de todas las denominaciones. Mientras el maestro sacaba una melodía tras otra, con tanta alegría. El mendigo musical estaba aún más feliz de ver lo que ocurría y no cesaba de dar saltos de contento y repetir orgulloso a todos: "¡¡Ese es mi violín!! ¡¡Ese es mi violín!!". Lo cual, por supuesto, era rigurosamente cierto.

La vida nos da a todos "un violín". Son nuestros conocimientos, nuestras habilidades y nuestras actitudes. Y tenemos libertad absoluta de tocar "ese violín" como nos plazca. Se nos ha dicho que Dios nos concede libre albedrío, es decir, la facultad de decidir lo que haremos de nuestra vida. Y esto, claro, es tanto un maravilloso derecho, como una formidable responsabilidad. Algunos, por pereza, ni siquiera afinan ese violín. No perciben que en el mundo actual hay que prepararse, aprender, desarrollar habilidades y mejorar constantemente actitudes si hemos de ejecutar un buen concierto.

Pretenden una boina llena de dinero, y lo que entregan es una discordante melodía que no gusta a nadie.

Esa es la gente que hace su trabajo de la forma: "ahí se va", Que piensa en términos de "me vale", y que cree que la humanidad tiene la obligación de retribuirle su pésima ejecución, cubriendo sus necesidades. Es la gente que piensa solamente en sus derechos, pero no siente ninguna obligación de ganárselos. La verdad, por dura que pueda parecernos, es otra.

Tú y yo, y cualquier otra persona, tenemos que aprender tarde o temprano, que los mejores lugares son para aquellos que no solamente afinan bien ese violín, sino que aprenden con el tiempo también a tocarlo con maestría. Por eso debemos de estar dispuestos a hacer bien nuestro trabajo diario, sea cual sea. Y aspirar siempre a prepararnos para ser capaces de realizar otras cosas que nos gustarían. La historia está llena de ejemplos de gente que aún con dificultades iniciales llegó a ser un concertista con ese violín que es la vida. Y también, por desgracia, registra los casos de muchos otros, que teniendo grandes oportunidades, decidieron con ese violín, ser mendigos musicales.

La verdad es que Dios nos concedió "libre albedrío". Tú puedes hacer algo grande de tu vida, o hacer de ella algo desagradable... Esa es tu decisión personal
 

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Felicidad cada quién tiene su propio concepto .... Cuál es el tuyo



El concepto de felicidad es muy diferente de unas personas a otras y aunque hay cosas y sensaciones que pueden ser comunes, los gozos de unos pueden ser la pesadilla de otros.

Algunas personas son felices llevando una vida tranquila y segura mientras otras se mueren de aburrimiento si están solas; si no hay en su vida cambios, novedades y fuertes excitaciones.

La felicidad depende más de lo que ocurre dentro que de lo que nos sucede fuera; de las ideas que tenemos sobre nosotros mismos y sobre la vida.
Depende de todos los misterios que viven ¡en el Bosque Mágico de tu Mente!

Dentro de tu mente lo tienes todo. El sol y la luna, las montañas y los valles. Los colores del amanecer y las sombras de la noche. La alegría de las cascadas y la niebla espesa que empapa el alma de nostalgias infinitas.

Si buscas dentro de tu corazón, siempre encontrarás razones para ser feliz y también para permanecer en la tristeza.

Porque tu felicidad no depende de otros, de la compañía que tengas o de lo que haces, ni tampoco de lo que tienes. No depende de cómo sea tu cuerpo ni de que tengas más o menos dones.

Sólo depende de lo conforme que estés con lo que haces, con lo que tienes, con tu cuerpo y con tus dones.

La Felicidad depende de que realmente quieras ser feliz y estés tan a gusto contigo mismo como para poder sentir el gozo de la Vida.

“La felicidad es una mariposa que sale volando cuando la persigues,
pero que puede posarse a tu lado, si te sientas tranquilamente a mirar”.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.