El Trabajo que no se Ve

Una tarde un hombre volvía a casa del trabajo y encontró un desorden total en su casa.

Sus tres hijos estaban afuera, jugando en el lodo, la manguera abierta, juguetes y envolturas de comida regadas en todo el jardín frontal de la casa.

La puerta del carro de su esposa estaba abierta y también la puerta del frente de la casa.

Cuando paso la entrada encontró todavía mas desorden. Una lámpara tirada, el tapete de la sala hecho bolas, las pinturas y cartera del bolso de su esposa tiradas por todo el piso, la TV a todo volumen en un canal de caricaturas.

En la sala dejaron la bicicleta con lodo en las ruedas, regados en el piso las crayolas, papeles, juguetes, ropa y el perro con el pelo mojado mordiendo una caja con cereal arriba del sillón.

En la cocina, el fregadero estaba lleno de platos sucios, el detergente regado por el piso, la llave del agua abierta, salsa catsup en las paredes, la comida del perro regada en el piso, leche tirada junto al refrigerador, calcetines en la mesa, un vaso roto bajo la mesa del comedor, y algunos montones de tierra cerca de la entrada de la puerta trasera.

Rápidamente se dirigió hacia las escaleras, pisando juguetes, ropa, palomitas, zapatos, brinco unos patines, un plato y un trozo de pan con cajeta que estaba en los escalones, buscando desesperadamente a su esposa.

Estaba muy preocupado pues pensó que había pasado algo serio, o que tal vez pudiera estar enferma, o que hubieran entrado unos ladrones, que se yo, cuantas cosas se imagino...

Al llegar a la recámara, encontró a su esposa sentada en la cama, en pijama, con una toalla enredada en la cabeza, pintándose las uñas de los pies, tarareando una melodía, en el buró un vaso de soda, una bolsa de fritos abierta, una revista de modas y estaba viendo un programa en la TV...

La esposa volteo a verlo y le sonrió felizmente, después le pregunto: ’Como te fue amor??...’

El la vio totalmente extrañado y le pregunto: -’¿!!!!!!!!!!Pero que paso aquí hoy!!!!!!!!!!!??????’

Ella sonrió de nuevo y respondió:

’Recuerdas que cuando llegas de trabajar me preguntas: .... Y QUE ..... HICISTE EN TODO EL DÍA...???’

’Si... contestó incrédulamente el esposo’

’Bueno...’, respondió ella,

’PUES HOY NO HICE NADA,....!!!!!!!!’


El diario quehacer del hogar, es el único trabajo que sólo se nota, cuando no esta hecho.


REFLEXIÓN:

"Saber apreciar el trabajo de la mujer, es amarla de verdad"

Carta de Jesús

Querido Amigo: ¿Cómo estás?

Te escribo esta carta porque quiero decirte cuanto te amo y me preocupo por ti y cuan grande es mi deseo de ayudarte.

Te vi ayer hablando con tus amigos y a lo mejor querías hablarme también. Esperé todo el día. Al llegar la tarde te di una hermosa puesta de sol para cerrar tu día y una fresca brisa para tu descanso después de un día tan fatigoso y esper ... pero nunca viniste. Si claro, me dolió pero aun te amo y quiero ser tu amigo.

Te vi dormir anoche y quise tocar tu frente, envié rayos de luna que cubrieron tu almohada y tu cara, para ver si te despertabas para hablar contigo, pero no, seguías en tu sueño. ¡Tengo tantos dones que darte! pero en la mañana era tarde y te fuiste apresurado a Trabajar. Mis lágrimas se mezclaron con la lluvia que caía.

Hoy te veo triste, preocupado, solo, ¡Tan solo! Mi corazón comprende. También mis amigos me abandonaron y me lastimaron, pero yo te amo.

¡Oh, si tan sólo me escuchara! ¡TE AMO! Trato de decírtelo por medio del cielo azul y de los verdes prados. Te hablo al oído a través de las hojas de los árboles y el olor de las flores. Grito en los riachuelos de las montañas, doy a los pajaritos cantos de amor solo para ti. Te visto con el calor del sol. Te perfumo el aire con el aroma de la naturaleza. Mi amor por ti es mas profundo que el mar, pero mayor y mas grande es mi deseo de hablar y caminar contigo.

Yo se cuan duro es vivir en la tierra, realmente lo sé y quiero ayudarte, si tan sólo tú me dejaras, demostrártelo.

Quisiera que conocieras a mi Padre, el desea ayudarte también. Mi Padre es así, ya tú le conocerás y le amaras igual que yo.

Llámame a cualquier hora del día o de la noche, pues yo nunca duermo y siempre te responderé; pídeme lo que quieras que si es para tu beneficio, yo te lo daré, habla conmigo, desahoga tus angustias y ansiedades; que yo siempre tengo tiempo para ti. ¡Por favor no te olvides de mi, tengo tanto que compartir contigo!

Ya no te molesto más. Se que tienes mucho que hacer. Perdona que te haya tomado tanto tiempo, pero no podía esperar más sin dejarte saber que te amo y te espero.......

Tu amigo fiel,

JESÚS DE NAZARET

REFLEXIÓN:

"Libres para amar", amando se es libre."

A Partir de Hoy...


Tu vida puede tomar uno de dos rumbos.

La unica manera de salir adelante en la vida es no culpar a los demas de lo que te sucede.
Tu eres el arquitecto de tu vida.

Y si la vida no te ha sido muy favorable hasta ahora, el futuro puede cambiar y depende especialmente de ti.

Si has tenido muchos fracasos, estas en una excelente posicion para comenzar una nueva vida, pues eres experto en conocer como no deben hacerse las cosas.

Cuando tu sabes que es lo errado, no lo repetiras en el futuro y te acercara cada vez mas al exito.

A partir de hoy tu vida puede tomar uno de dos rumbos. El exito o el fracaso. La felicidad o la infelicidad.

Es tu decision cual camino tomar y tienes igual oportunidad de seguir uno u otro sendero.
Tienes las mismas posibilidades para cualquiera de los dos.

La forma de tomar el sendero del triunfo es... ¡dejar de culpar a los demas!

Asumir tu propia responsabilidad y virar hacia una actitud mental positiva y constructiva.

Elimina los "si no fuera por...". "Si no fuera por mis padres yo habría hecho...", "si no fuera por este gobierno, yo estaría...", "si hubiera tenido dinero...", "si me consideraran en la oficina...",

Nada soluciona el culpar a los demas.

Si las cosas te sucedieron, es en gran parte tu responsabilidad.
Asumela y tu vida cambiara. 

El Chisme es como una Avispa

“El chisme es como una avispa; si no puedes matarla al primer golpe, mejor que no te metas con ella”

(Bernard Shaw)

El chisme, la murmuración, el rumor hieren tu corazón delicado. Tu vida es diáfana y transparente. Sin embargo, hay envidiosos que se empeñan en mancharla con el chisme, el lenguaje de gente superficial.

No le des mucha importancia. Está alerta para matarla al primer invento falso que hagan de ti. Matar significa apartarla de tu presencia por su indignidad en su juicio erróneo acerca de ti.

Pocas personas se salvan de esta agua pantanosas, de estas picaduras que tanto duelen.Cuando te encuentres con alguien que dice: “No digas nada, pero me han dicho...dicen por ahí”...Vienen con piel de cordero pero son víboras, avispas que van a picarte y a envenenar tu serena tranquilidad.

Date cuenta de que este tipo de personas existen. Y si eres un ser con algún ascendiente moral, público o religioso sobre los demás, debido a su cargo, los dardos del chisme se dirigirán contra ti todavía más envenenados.

Si eres un joven pulcro, te lanzarán picotazos para que tu dignidad- que tanto te cuesta mantener- se vaya al traste.

Es gente perversa que disfruta haciendo el mal.¡ Vaya tela!¡Cómo para hacerles caso o prestarles atención!

El chisme alcanza su grado máximo de extensión cuando se propala por los medios de comunicación.

Vete tranquilo al sueño ante chismes de gente que tiene el corazón reseco.

¡Vive hoy feliz!

El sueño de un Empleado

Esta es la historia de un empleado que era fiel a su trabajo, llegaba puntual todos los días de la semana pero salía más tarde del horario normal por que quería demostrar a sus jefes que estaba muy interesado en hacer crecer la empresa y seguir laborando, pero sin embargo no recibía beneficios adicionales por que estaba en el grupo de los trabajadores que renovaban contrato cada 3 meses y siempre estaba preocupado si le renovarían contrato; por ello además venía los fines de semana y se quedaba casi todo el día e inclusive hacía horas extras hasta muy tarde sin recibir pago adicional.

Era un buen trabajador, no solamente por trabajar extra, sino por que en realidad demostraba que tenía buen rendimiento, le generaba buenos ingresos a la empresa; lo único que recibía eran halagos de sus jefes y a veces uno que otro reconocimiento en las reuniones laborales; pero su sueldo seguía igual por muchos años.

En su hogar vivía otra historia, llegaba tarde y un poco cansado por las labores diarias y apenas tenía tiempo para conversar con su esposa y alzar en brazos a su hijos que tenían 7 años y 2 años . La escusa era la misma: "Tengo que trabajar bastante para que a Ustedes no les falte nada...". Su esposa nunca le reclamaba nada pero en el fondo sentía el vacío de su esposo en el hogar y lo comprendía por su sacrificio, ella lo amaba.

Un día el empleado leyó en una revista que tenía un pasajero del bus donde viajaba a su trabajo lo siguiente: "En los matrimonios felices, cada cónyuge pone las necesidades de su pareja por encima de las suyas y de las posesiones, el trabajo, las amistades e incluso otros familiares. El marido y la mujer pasan mucho tiempo el uno con el otro y con sus hijos, y en presencia de Dios".

El empleado se quedó pensativo y reflexionaba sobre si su familia era feliz. Llegando al trabajo dejó de lado esos pensamientos y siguió su sacrificada labor como todos los días. Ya en la noche, cansado y confundido por lo que había leído se quedó dormido y tuvo un sueño muy extraño que parecía real.

Soñó que su vida seguía muy agitada por el trabajo y que los años pasaban, que no tenía tiempo para salir de paseo con su familia, que no tenía tiempo para acompañar a la iglesia los domingos a su esposa e hijos; pero que siempre traía lo suficiente para su hogar. Sus hijos crecían, pero las mejores vivencias las tenían con su madre. Llegó el tiempo en que los hijos fueron a la universidad y tuvieron independencia. Se vió entonces muy viejo y cansado, y al poco tiempo murió.

En el sueño pudo ver su funeral y notó que sus hijos no estaban presentes, por que simplemente no tenían tiempo debido a que estaban muy ocupados en su trabajo, notó además que no había mucha gente y mucho menos habían venido personas de su trabajo.

Se despertó muy asustado pensando que estaba muerto y luego se dió cuenta que todo era una pesadilla. Volteó y le dio un beso a sus esposa, se dirigió rápidamente al cuarto de sus hijos y los observó con detenimiento mientras reflexionaba sobre el sueño. Llegó a la conclusión que Dios le había dado una señal para que encaminara su vida y que estaba a tiempo.

A partir de entonces empezó a "fijar bien las prioridades" y logró la felicidad que tanto anhelaba.


MICRO-REFLEXIÓN:

"La verdadera felicidad no se consigue con el sacrificio para obtener bienestar material para nuestra familia, se consigue con el sacrificio para obtener bienestar espiritual para nuestra familia"


Reflexiones sobre la Navidad

1.- Métete en la cabeza dos cosas:

a) lo importante en Navidad no es la «algarabía externa», sino el anuncio de que el Hijo de Dios se hizo hombre y trajo este resumido mensaje: «Dios es Padre, los hombres son hermanos y amaos los unos a los otros». No conocer este mensaje es no saber ni vivir la Navidad.

b) lo más importante en Navidad es saber que cuando la Iglesia, el Pueblo de Dios, celebra litúrgicamente la Navidad, Jesús de Nazaret vuelve de nuevo a la tierra, se hace presente de nuevo entre los hombres («se presencializa») se actualiza el misterio, y le repite a cada hombre, en el corazón, su mensaje de: «Dios es Padre, los hombres son hermanos y... amaos los unos a los otros».

2.- El Ciclo de Navidad abarca desde el Domingo 1º de Adviento hasta la Fiesta de la Epifanía (Reyes Magos).

3.- Tres venidas se conmemoran en Navidad:
• Jesús que vino hace XXI siglos.
• Jesús QUE VIENE (se hace presente) en la celebración litúrgica (Eucaristía).
• Jesús que vendrá al final del mundo, como Juez, para juzgar a vivos y muertos.
4.- El Ciclo de Navidad está unido con el Ciclo de Pascua, NAVIDAD mira a la RESURRECCIÓN. Jesús nace, entra en la historia, lanza su mensaje, predica su Palabra de Salvación, conspiran contra Él, muere en la cruz y... ¡¡RESUCITA AL TERCER DÍA!! Y por su Resurrección queda presente en la historia y en la Iglesia...

Recetas para el Alma

Salta todas las barreras y fortalece la seguridad en ti mismo
 

Los optimistas visualizan lo mejor de todas las cosas.
Aprende a ser optimista, agradeciendo a Dios por todo lo que te da.
La vida no te va a dar más de lo que tú le des.
Hay quienes creen en sólo lo que ven.
Seamos positivos con nosotros mismos y los demás.
Si en tu vida tienes tropiezos, tienes que levantarte tú mismo.

Vence el temor que te lleva a imaginar todo lo negativo
 

Convierte tus problemas en oportunidades.
Ten claro tus objetivos.
Lo que cultivemos en tiempos de tranquilidad.
Querer es poder.
Siente a Dios dentro de ti mismo.
Comparte con alegría.
Fórjate metas para que triunfes en la vida.
Vive el presente y haz lo mejor de él.

Rodéate de personas entusiastas y optimistas para que puedas triunfar
 

Debes pensar siempre que todo lo que quieres hacer, lo vas a lograr.
Si eres optimista tienes mucha más fuerza, porque siempre estás pensando que puedes lograr salir adelante y así podrás ayudar a los demás para que cambien de actitud.
Vive el hoy como si fuese el último día de tu vida.
Dedica cinco minutos de tu vida para programar, planear, cristalizar tus sueños así lograrás cosas que jamás imaginarías alcanzar.
Debes tener metas a corto, mediano y largo plazo.

Cultiva diariamente la fortaleza de tu espíritu dando lo mejor de ti mismo a los demás
 

Cambia de actitud, fortalece tu fe, tu espíritu, dedicación.
Comparte con alegría, perdona sin rencor, vive intensamente con amor y agradecimiento a Dios por tener todo lo que tienes.
Detrás de todo mal aparente, siempre hay un bien conocido.
Cuando tengas un problema, considéralo que es un peldaño para que puedas seguir escalando y triunfar.
Tienes que cultivar la fortaleza de tu espíritu por medio de tus acciones y el servicio hacia los demás.
Visualiza tus fracasos como experiencias de las que debes aprender.
El que Quiere Puede.
Todo lo que quieres ser lo vas a lograr.
Todos tus pensamientos irradian energías.
Nuestras experiencias no son más que efectos de nuestros pensamientos.
Puedes llegar a la cima.
Atrévete a penetrar en tu conciencia para que te veas de una forma diferente.
Tiene mente y voluntad propia.
Elimina los malos pensamientos en el mismo instante en que te lleguen.
Con la fuerza interior y la fe restablecida, levántate en busca de nuevos horizontes.
Logra tranquilidad en tu hogar, tu familia y tu trabajo.


Quizás pienses que es mucho lo debes hacer, pero proponerte día a día cambiar en algo, es un gran paso y será el primero y nunca olvides que es el más difícil. Hazlo, inténtalo y verás como DIOS te ayuda a salir adelante.
 

!!!!!Buena Suerte!!!!!!

Nunca pierdas la Sonrisa y las ganas de Vivir

1.- Aférrate a tus sueños, y no los abandones jamás!!!

2.- Muéstrale al mundo lo maravilloso(a) que eres.

3.- Confía en las posibilidades de la vida, y no te apresures a
juzgar a los demás.

4.- Confía en la estrella que brilla en tu cielo.

5.- Encara tus problemas uno por uno para vencerlos.

6.- Confía en toda tu fuerza interior.

7.- Muestra al mundo la luz secreta de tu alma.

8.- No huyas de aquellos que traen amor a tu vida.

9.- Mira lo bueno en la vida y no sucumbas a las adversidades.

10.- Muéstrate tal como eres, pues tienes cualidades especiales que
te han sostenido hasta ahora, y que siempre te sotendrán.

11.- No pierdas el valor.

12.- ¡Llena tu corazón de felicidad y espárcela en todo lo que
hagas!.

RECUERDA SONREIR… ¡LA VIDA ES HERMOSA!.

El Equilibrista

Dice el libro de Eclesiastés escrito en el año 935 AC.
 

En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de Él.
 

Que instrucción tan interesante y ordenada hace tanto.
 

Nos cae acaso como anillo al dedo en momentos en que la incertidumbre y la adversidad tocan a nuestras puertas.
 

Pero la reflexión comienza al preguntar:
 

¿Por qué la incredulidad?, ¿cuál es la causa?. 

Creemos que la respuesta a la vida está en seguir nuestra propia voluntad, queremos ordenar nuestro propio camino olvidándonos por completo de que podemos contar con Él.
 

¿Cómo contrarrestarla?, ¿cómo aumentar nuestra fe?
 

Conociendo a Dios cada día más, conociendo de sus obras, de sus hechos y sus maravillas. Sometiéndonos a Él y finalmente descansando en Dios.
 

Direccionar nuestra fe es la respuesta.
 

Se dice que existía un equilibrista, un hombre con gran fama circense y que luego de atravesar un cable de acero, en algún lugar del gran Cañón del Colorado, estaba empecinado en cruzarlo ayudándose con tan sólo una pértiga o vara para mantener el equilibrio.
 

Esta noticia causó gran conmoción y los americanos que son tan noveleros se amontonaron en gran romería a presenciar el espectáculo. 

Dentro de la multitud una mujer un poco dudosa del acto, llegó muy cerca de donde estaba el equilibrista. Vaticinando la duda en la mujer, el equilibrista le dijo: ¿Señora, usted cree que yo soy capaz de cruzar el cañón?.
 

La señora tratando de convencerse que el hombre tenía gran trayectoria y fama en este tipo de actos, le respondió: - Si. Creo que lo puede hacer.
 

El equilibrista pensó por un momento y le dijo: - Si cree que lo puedo hacer, súbase en esta carretilla y cruce conmigo el Cañón...
 

Una cosa es creer, pero la Fe, la convicción de lo que se espera, va más allá...


SI TIENES FE EN DIOS. CONFIA QUE ÉL TODO LO PUEDE, SOMÉTETE A ÉL, DESCANSA EN ÉL Y DÉJATE LLEVAR COMO EL EQUILIBRISTA EN LA CARRETILLA.


Pensamiento:


Fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.


Libro del apóstol Pablo a los Hebreos.

Instrucciones para la Vida

Un dia le pedí a Dios instrucciones para vivir en la tierra.

Dios acercó su voz a mi oido y me dijo:


Se como el Sol: Levantate temprano y no te acuestes tarde

Se como la Luna: Brilla en la oscuridad, pero sometete a la luz mayor

Se como los pájaros: come, canta, bebe y vuela

Se como las Flores: enamorados del sol, pero fieles a sus raíces

Se como el buen perro obediente: pero nada mas a su Señor

Se como la fruta: bella por fuera, saludable por dentro

Se como el día: que llega y se retira sin alardes

Se como el oasis: da tu agua al sediento

Se como la luciernaga: aunque pequeña emite su propia luz.

Se como el agua: buena y transparente

Se como el río: simpre hacia adelante,


y por sobre todas las cosas, se como el cielo: LA MORADA DE DIOS


Enseñame a hacer tu voluntad, por que tu eres mi Dios, tu espiritu bueno me guie a tierra de rectitud (Salmo 143:10)

Señor no permitas que me quede donde estoy, ayudame a llegar a donde tu esperas que llegue.

Angeles de la Abundancia y la Prosperidad

Los Ángeles de la Prosperidad, La Abundancia y el Suministro dicen:
Todo esto, está al alcance de tu mano. 

Pero si no las tomas, si no las reconoces, si no sabes usarlas, si no sabes sacarles provecho, si no estas familiarizado con las leyes, la forma en que funcionan, no podrás hacerlas tuyas. 

Estas provisiones son ilimitadas, pero tu percepción errónea, le pone límites. Inclusive llega a frenarlas y hasta eliminarlas de tu vida, a alejarlas y bloquear su desarrollo en el entorno.

Las cosas espirituales, necesitan de lo material, para vivir. Para manifestarse. Quién lleva una buena vida espiritual, también tiene una mejor vida material. Esto corresponde a las leyes de causa y efecto, al igual que dar y recibir.

Dar es parte importante del recibir. Cuando tu das con amor, entusiasmo y gozo a otros, te estas dando cosas insospechadas a ti mismo.

También tienes que aprender A DAR PARA TI MISMO. Muchas veces nos olvidamos de nosotros mismos y nos relegamos al último lugar. Esto no debe ser así, porque dentro de las leyes que rigen a la Prosperidad, estás poniéndote en el último lugar, en lugar de ponerte en primer lugar.

El Universo es Auténticamente Generoso, Abundante y tu siempre tomaras de el, lo que mas te convenga.

Cómo salvar una Vida

Todo depende de tu actitud, sí, mientras tú te muestres optimista, podrás superar los problemas, por más tiempo y esfuerzo que te tome. Tu actitud, sí, la forma cómo quieras mirar la vida será la forma como la vida se te presente. Depende de ti, únicamente, no de tus amigos, de tu entorno, de los libros que leas, no, depende única y exclusivamente de ti. El mundo se presentará ante ti, tal y como tú quieras.
 

Por eso es mejor llevar contigo una sonrisa, una palabra amable, un consejo, en lugar de llevar dos piedras en los bolsillos para "defenderte" o para "atacar" y traspasar tus enojos. 

La vida puede ser hermosa si te decides a vivirla bien, sin rencores, sin resentimientos, sin tristezas, sin odios. Quiero que le prestes mucha atención a este utensilio, te va a ser útil:
 

En el botiquín para vivir mejor tienes que llevar un mondadientes, una liga, un curita, lápiz, borrador, un chocolate “Kiss” y una bolsa de té instantáneo. ¿Para qué?... veamos: Mondadientes: Para acordarte de "escarbar" en los demás todas las cualidades que tienen.
 

Liga: Para acordarte de ser flexible, ya que las cosas y las personas no siempre son de la manera como tu quieres que lo sean.
 

Curita: Para ayudarte a curar aquellos sentimientos heridos, ya sean tuyos o de los demás.
 

Lápiz: Para que anotes diariamente todas tus bendiciones.
 

Borrador: Para acordarte que todos cometemos errores, y no pasa nada.
 

Chicle: Para acordarte de "pegarte" a todo aquello que puedes sacar adelante con tu esfuerzo.
 

Un chocolate "Kiss": Para que te acuerdes que todo el mundo necesita un beso o un abrazo diariamente.
 

Y finalmente la bolsa de té: Para que?... pues para tomarte un tiempo, para tomar el té y relajarte pensando en lo mucho que tienes por agradecer, lo mucho que has conseguido.
 

Espero que te atrevas a llevar este botiquín contigo, verás cómo pueden cambiar las cosas si tú cambias.

50 frases para la Auto - Confianza.

Estas son frases que desarrollan y aumentan tu auto-confianza a medida que te las vas diciendo, elige 5 ó 6 con las que te sientas más a fin para darle poder a tu auto-confianza, lo importante es que busque el tiempo para repetírtelas tantas veces como puedas.

1. Soy poderoso

2. Soy capaz

3. Soy capaz de amar y soy digno de ser amado

4. Soy inteligente

5. Soy un ser positivo

6. Me sobra energía

7. Soy un aprendiz de vida

8. Hoy aprenderé más y mejor

9. Soy una historia de éxitos

10. Soy importante

11. Lo puedo hacer y lo haré

12. Tengo la sabiduría para cambiar

13. Soy valiente, siento fuerza

14. Soy el número uno en mi vida

15. Mi ser está colmado de dones

16. Se trascender en cada cosa que hago

17. Puedo abandonar los miedos

18. El control de mi vida lo tengo yo

19. Doy a mi vida una finalidad y un destino

20. Soy capaz de crear y modificar mis propias circunstancias

21. Soy la fuerza del amor

22. Soy eternamente joven de espíritu

23. Me doy permiso para realizarme

24. Siento la vida llena de alegría y de amor

25. Me amo y me acepto tal como soy

26. Acepto mi cuerpo tal como es

27. Escucho mi voz interna. Ella me habla

28. Saco afuera lo divino que llevo dentro

29. Aporto al mundo lo que sé y puedo

30. Aquello que elija compartir será acertado

31. Encuentro dentro de mí lo que busco

32. Hoy es el día en que comienzo a hacer todas las cosas que deseé

33. Hoy descubro qué hago mejor, lo hago y disfruto haciéndolo

34. Entiendo que de mí depende el crear el cielo en la tierra

35. Doy de todo corazón y alegremente y agradezco el privilegio de poder hacerlo

36. Cuanto más amor doy, más amor recibo

37. Encuentro mi camino y lo sigo con absoluta fe y confianza

38. El perdón sana mi vida y la vida de aquellos con los que me relaciono

39. Decido ver las cosas de manera diferente

40. A mi mundo atraigo solamente personas capaces y dignas de amor, porque son espejo de los que quiero ser

41. Ofrezco a otros la paz y la dicha para que la paz y la dicha sean mías

42. No soy inútil, sino alguien todopoderoso

43. Elijo el amor como meta de felicidad

44. El amor permanece en mi corazón todo el día

45. Sé que cada momento soy libre para decidir

46. Por mucho que proteste, soy responsable de todo lo que sucede en mi vida

47. Impulso mi vida con la energía que genero en el presente

48. Me liberaré de mis dudas recordando que hay una razón para todo lo que sucede

49. Hoy trabajaré con la más pura de mis intenciones en mayor beneficio de todos

50. Elijo la paz en lugar del conflicto. 

♥ ♥ ♥ ♥ No te rindas nunca!!!!! ♥ ♥ ♥ ♥

Una vez más, la joven maestra leyó la nota adjunta a la hermosa planta de hiedra.

“Gracias a las semillas que usted plantó, algún día seremos como esta hermosa planta.

Le agradecemos todo lo que ha hecho por nosotras.

Gracias por invertir tiempo en nuestras vidas”.

Una amplia sonrisa iluminó el rostro de la maestra mientras por sus mejillas corrían lágrimas de agradecimiento.

Como el único leproso que manifestó gratitud hacia Jesús cuando fue sanado, las chicas a quienes les había dado clase en la escuela dominical, se acordaban de agradecer a su maestra.

La planta de hiedra representaba un regalo de amor.

Durante meses la maestra regó fielmente la planta en crecimiento.

Cada vez que la miraba, recordaba a esas adolescentes especiales y eso la animaba a seguir enseñando.

Pero al cabo de un año, algo sucedió.

Las hojas empezaron a ponerse amarillas y a caerse; todas, menos una.

Pensó en deshacerse de la hiedra, pero decidió seguir regándola y fertilizándola.

Un día, al pasar por la cocina, la maestra vio que la planta tenía un brote nuevo.

Unos días después, apareció otra hoja, y luego otra más.

En pocos meses, la hiedra estaba otra vez convirtiéndose en una hermosa planta.

Henry Drummond dice: “No pienses que no pasa nada, simplemente, porque no ves tu crecimiento, o no escuchas el zumbido de los motores.

"Las grandes cosas crecen silenciosamente”.

Hay pocas alegrías más grandes que la bendición de invertir fielmente amor y tiempo en las vidas de otras personas.

¡Nunca, nunca te des por vencido con esas plantas!

Reflexiones de Navidad

A la vuelta de la esquina ya tenemos la NAVIDAD y es por eso que a partir de hoy estare subiendo al blog distintos articulos relacionados con el tema, comenzamos por estas.

REFLEXIONES

Si tienes tristeza, alégrate!
La Navidad es GOZO
Si tienes enemigos, reconcíliate!
La Navidad es PAZ
Si tienes amigos, búscalos!
La Navidad es ENCUENTRO
Si tienes pobres a tu lado, ayúdalos!
La Navidad es DAR
Si tienes orgullosa soberbia, sepúltala!
La Navidad es HUMILDAD
Si tienes deudas, págalas!
La Navidad es JUSTICIA
Si tienes maldad y pecado, Arrepiéntete y cambia!
La Navidad es CONVERSIÓN Y GRACIA
Si tienes tinieblas, ¡Enciende tu farol!
La Navidad es LUZ
Si tienes resentimientos, Olvídalos!
La Navidad es PERDÓN
La navidad es Amor


¡¡ FELIZ NAVIDAD !!

Las 17 Reglas del Éxito

REGLA NUMERO UNO

Hay que considerar lo bueno que uno tiene. Una vez que uno se da cuenta de lo valioso que es y de cuantas cosas positivas tiene a su favor, las sonrisas volverán saldrá el sol, sonará la música y uno podrá finalmente avanzar hacia la vida que Dios le señaló… con gracia, fuerza, valor y confianza.

REGLA NUMERO DOS

Hoy, y todos los días, uno debe dar más de lo que le pagan por hacer. La victoria del éxito se habrá ganado a la mitad cuando uno aprenda el secreto de dar más de lo que se espera en todo lo que uno hace. Hay que hacerse tan valioso en su trabajo que más adelante uno se vuelva indispensable. Uno debe ejercer su derecho de recorrer ese kilómetro adicional y disfrutar de todos los beneficios que recibirá. ¡Bien se los merece!

Andrew Carnegie dijo que había dos tipos de personas que nunca lograban mucho en la vida. Una es la persona que no quiere hacer lo que le dicen que haga, y la otra es la persona que sólo hace lo que le dicen que haga. Y cuando se le preguntó a Walter Chrysler qué era lo que más necesitaba su planta, repuso: – Diez buenos hombres que no estén atentos al silbato ni se la pasen pendientes de la hora en la carátula del reloj.

REGLA NUMERO TRES

Cada vez que se cometa un error o se haya sido abatido por la vida, no hay que quedarse demasiado tiempo pensando en ello. Los errores son la forma en que la vida le enseña a uno. La capacidad de cometer errores ocasionalmente es inseparable de la capacidad de lograr las propias metas. Nadie gana de todas, todos, y las fallas que se tienen, cuando ocurren, son simplemente parte del propio crecimiento. Hay que sacudirse los errores. ¿Cómo podría uno conocer sus límites sin una falla ocasional? Nunca hay que rendirse. Ya llegará el turno de uno. En una ocasión, Mark Twain contó la historia de un gato que un día saltó para subirse a una estufa caliente y se quemó la panza. Ese gato nunca más volvió a saltar para subirse a una estufa caliente – pero ese mismo gato ¡nunca saltó para subirse a una estufa fría, tampoco!

REGLA NUMERO CUATRO

Uno debe premiar siempre sus largas horas de trabajo y afán de la mejor manera, rodeado de su familia. Hay que alimentar su amor con todo cuidado y recordar que los hijos necesitan modelos, no críticas, y el propio progreso se intensificará cuando uno se esfuerce constantemente por presentar el mejor aspecto de uno mismo a los hijos. e incluso si uno ha fallado en todo lo demás a los ojos del mundo, si se tiene una familia que lo ame, uno es un triunfador.

REGLA NUMERO CINCO

Hay que levantar este día sobre una base de pensamientos agradables. Uno no debe preocuparse nunca por ninguna imperfección que uno tema que pueda impedir su progreso. Hay que recordar, tan seguido como sea necesario que uno es hijo de Dios y que tiene el poder de alcanzar cualquier sueño si eleva sus pensamientos. Es posible velar cuando uno decide que puede hacerlo. No hay que volver a considerarse derrotado. Hay que dejar que lo que el corazón ambiciona sea el proyecto de la propia vida. ¡Hay que sonreír! Desde el principio de los tiempos, los hombres sabios nos han estado diciendo que todo lo que logramos, o no logramos, es consecuencia directa de lo que esperamos de nuestras capacidades, nuestro valor y nuestro potencial. James Allen nos dijo que los pensamientos dan buenos frutos y los malos pensamientos dan malos frutos.

Marco Aurelio, ese sabio emperador y filósofo de la antigua Roma, nos dijo que nuestra vida es lo que de ella hacen nuestros pensamientos. Buena o mala. Desdichada o feliz. Triunfante o desesperada. Buda lo dijo de una manera todavía más enérgica: ‘Todo lo que conocemos es consecuencia de lo que hemos pensado. La mente es todo. Nos convertiremos en lo que pensamos. No importa como se quiera llamarlo, los pensamientos positivos son productivos, los pensamientos negativos estorban y destruyen.

REGLA NUMERO SEIS

Siempre hay que dejar que las propias acciones hablen por uno, aunque todo el tiempo hay que estar en guardia contra las terribles trampas del falso orgullo y la vanidad que puede detener el propio avance. La próxima vez que uno se sienta tentado a vanagloriarse, tendría primero que meter la mano en una cubeta llena de agua y, cuando la saque, el agujero que queda hará que uno se dé una idea correcta de la medida de su importancia.

REGLA NUMERO SIETE

Cada día es un don especial de Dios, y si bien es posible que la vida no siempre sea justa, uno no debe dejar nunca que las penas, las dificultades y las desventajas del momento envenenen la actitud y los planes que uno tiene para sí mismo y su futuro. No se puede ganar si se lleva puesta la fea capa de la autocompasión con toda seguridad ahuyentará cualquier oportunidad de éxito. Nunca más. Hay una mejor manera.

REGLA NUMERO OCHO

Uno nunca debe llenar sus días ni sus noches con tantas nimiedades y cosas insignificantes como para no tener tiempo de aceptar un verdadero reto cuando éste se presente. Esto es válido tanto para el juego como para el trabajo. Un día meramente sobrevivido no es ocasión de festejo. Uno no está aquí para desperdiciar sus preciosas horas, cuando tiene la capacidad de lograr tanto si hace una pequeña modificación en su rutina. Ya no hay que ocuparse en nimiedades. Ya no hay que volverle la cara al éxito. Hay que darse tiempo y espacio para crecer. Ahora, ¡Ahora mismo! ¡No mañana!

REGLA NUMERO NUEVE

Hay que vivir este día como si fuera el último de su vida. Hay que recordar que sólo se encontrará la expresión "mañana" en el calendario de los tontos. Hay que olvidar las derrotas del ayer y no tomar en cuenta los problemas del mañana. Eso es todo. El día del Juicio Final. Es todo lo que se tiene. Uno debe hacer de este día el mejor de su año. Las palabras más tristes que uno podría pronunciar son: "Si pudiera volver a vivir mi vida…" Hay que tomar la batuta ahora. ¡Y dirigir con ella! ¡Este es su día!

REGLA NUMERO DIEZ

A partir de hoy, uno debe tratar a todas las personas que encuentre, sean amigas o enemigas, conocidas o extrañas, como si fueran a morirse a medianoche. No importa qué tan trivial sea el contacto, Hay que brindar a cada persona toda la atención, amabilidad comprensión y afecto que uno pueda mostrar, y hay que hacerlo sin pensar en ninguna recompensa. Su vida nunca volverá a ser igual.

REGLA NUMERO ONCE

Hay que reírse de sí mismo y de la vida. No con el ánimo de burlarse ni de autocompasión plañidera, sino como un remedio, como un medicamento milagroso, que le mitigará a uno el dolor, le curará la depresión y le ayudará a poner en perspectiva la derrota aparentemente terrible del momento. Uno debe borrar la tensión y las preocupaciones riéndose de sus predicamentos, con lo que liberará su mente para pensar con claridad en la solución que seguramente llegará. Nunca hay que tomarse demasiado en serio.

REGLA NUMERO DOCE

Nunca deben descuidarse los detalles, ni escatimarse ese esfuerzo adicional, esos cuantos minutos de más, esa palabra suave de alabanza o agradecimiento, esa entrega de lo mejor que uno puede hacer. No importa lo que los demás piensen, pero sí es de primordial importancia lo que uno piensa de sí mismo. Usted nunca podrá hacer lo mejor, que debería ser siempre su rasgo distintivo, si está tomando atajos y evadiendo responsabilidades. Usted es alguien especial. Debe actuar como tal. ¡Nunca deben descuidarse los detalles!

REGLA NUMERO TRECE

Hay que recibir cada mañana con una sonrisa. Uno debe considerar el nuevo día como otro regalo especial de su Creador, otra oportunidad dorada para completar lo que uno no pudo concluir ayer. Hay que motivarse uno mismo. Hay que dejar que la primera hora establezca el tema del éxito y la acción positiva que con toda seguridad resonará durante todo el día. El día de hoy nunca volverá a ocurrir. No hay que desperdiciarlo con un inicio falso o completamente nulo. Usted no nació para fallar.

REGLA NUMERO CATORCE

Uno logrará su gran sueño, un día a la vez, así es que hay que fijar metas para cada día – no proyectos largos y difíciles, sino tareas que lo llevarán a uno, paso a paso, hacia su arcoíris. Debe anotarlas, si así le parece, pero hay que limitar la lista de manera que no se tengan que arrastrar las cuestiones inconclusas de hoy hacia el mañana. Hay que recordar que uno no puede construir su pirámide en veinticuatro horas. Hay que ser paciente. Nunca debe dejar que su día esté tan lleno de actividades que se descuide la meta más importante – hacer lo mejor que pueda, disfrutar este día y mantenerse satisfecho con lo que ha logrado.

Habría que escuchar a Séneca, ese sabio de la Antigua Roma: "La verdadera felicidad consiste en disfrutar del presente, sin depender ansiosamente del futuro, sin entretenernos ni en esperanzas ni en temores, sino descansando satisfechos de lo que tenemos, lo cual es suficiente, pues quien es feliz no desea nada. Las grandes bendiciones de la humanidad están dentro de nosotros y a nuestro alcance. El sabio se contenta con su suerte, sea cual sea, sin desear lo que no tiene".

REGLA NUMERO QUINCE

Uno no debe permitir nunca que nadie le eche a perder su desfile y de esa manera arroje una sombra de tristeza y derrota en todo el día. Hay que recordar que no se requiere nada de talento, ni abnegación, ni inteligencia, ni carácter, para estar en el equipo de los que encuentran fallas. Nada externo puede tener poder sobre una a menos que uno lo permita. El tiempo es demasiado precioso para sacrificarlo en días desperdiciados combatiendo las fuerzas rastreras del odio, los celos y la envidia. Usted debe proteger cuidadosamente su frágil vida. Únicamente Dios puede crear la forma de una flor, pero cualquier niño puede hacerla pedazos.

REGLA NUMERO DIECISÉIS

Hay que buscar la semilla del bien en todas las adversidades. Cuando uno domina ese principio, posee un valioso escudo que lo protegerá bien a través de todos los oscuros valles por donde tenga que pasar. Es posible ver las estrellas desde el fondo de un pozo profundo, en tanto que no pueden distinguirse desde la cima de una montaña. De la misma manera, usted aprenderá de la adversidad cosas que uno no habría descubierto jamás sin dificultades. Siempre hay una semilla del bien. Uno debe encontrarla para prosperar.

REGLA NUMERO DIECISIETE

Uno debe darse cuenta que la verdadera felicidad radica dentro de uno mismo. No hay que desperdiciar tiempo ni esfuerzo en buscar la paz, la alegría y el gozo en el mundo externo. Hay que tener presente que no hay felicidad en tener u obtener, sino únicamente en dar. Hay que dar. Compartir. Sonreír. La felicidad es un perfume que no se puede escanciar en los demás sin que unas cuantas gotas caigan en uno mismo.

Thoreau, mi viejo amigo, tenía mucho que podía decir al respecto, entre otras cosas: "Estoy convencido, a partir de la experiencia, de que permanecer en este mundo no es un trabajo arduo sino una diversión cuando vivimos con sencillez y sabiduría. La mayor parte de los lujos, y muchas de las así llamadas comodidades de la vida, no solo son completamente prescindibles, sino verdaderos, obstáculos para la elevación de la humanidad"

¿La felicidad… es una mariposa? Tal vez no. "Muy poco se necesita para hacer una vida feliz", escribió Marco Aurelio, "todo se halla dentro de uno mismo, en su manera de pensar". Uno buscará la felicidad eterna y fracasará, a menos que la busque dentro de sí mismo, en su corazón y en su alma, y luego comparta lo que posee sin pensar en ninguna recompensa…

Hay que comunicarse con los demás. La felicidad no es sino el producto secundario de la manera en que uno trata a sus semejantes. Ahora es el momento de ser feliz. Aquí es el lugar para ser feliz. Hay que aprender y comenzar a vivir según las reglas que se le han entregado a usted, reglas que se le presentaron con mucho amor, y compartir su mensaje con otros que piden su apoyo. Sólo entonces aparecerá la mariposa y se posará ligeramente en su hombro mientras suena la cajita de música. Nunca hubo, ni habrá una mejor manera de vivir.