Las palabras que duelen mas que los Golpes


Los niños, al igual que los adultos, luchan con una variedad de sentimientos cuando se enfrentan con situaciones que llevan una carga emocional fuerte. Esto se da principalmente cuando estamos enojados, frustrados, o deprimidos. Para algunas personas es fácil no darle importancia a las palabras, porque pensamos que la otra persona va a comprender que es algo circunstancial; pero ignoramos el peso emocional que tiene lo que expresamos con ellas.

Para desarrollar niños positivos, es necesario comprender el valor que tienen las palabras y ser consientes de su efecto. El significado de las palabras, el tono y la actitud con la que nos dirigimos a los niños, les define el valor que tienen. Por lo tanto, es importante revisar constantemente estos aspectos cuando nos comunicamos con ellos y conoceremos si estamos construyendo su vida o si la estamos lastimando. A los padres nos corresponde ayudar a que nuestros hijos desarrollen un gran amor propio, una sana comprensión, respecto a su entorno y que se sepan amados, aceptados y valorados por lo que son.

Para ilustrarlo, transcribo lo que han dicho algunos jóvenes, lo cual he clasificado en recuerdos negativos y recuerdos positivos. Estos acontecimientos han marcado sus vidas y debemos recapacitar para restituir.

Recuerdos negativos:
-“Me gritan sin razón alguna. Dicen que mi opinión no es importante.”
-“Constantemente señalan mis debilidades y fallas.”
-“Nunca me demuestran afecto. Nunca me dan las gracias”.
-“Me regañan. No me consideran como una persona que siente, piensa y quiere opinar. Solo ven mis errores, no valoran mis logros”.
-“Se gritan entre sí. Utilizan malas palabras cuando se enojan conmigo”.
-Dicen “NO” sin darme una razón.
-“Nunca me elogian. Hacen comentarios sarcásticos sobre mí. Se ríen de mis sueños y deseos. 

Me ridiculizan delante de mis amigos. No me prestan atención cuando les hablo”.
-“Mi padre menosprecia a mi madre frente a otras personas y eso me duele”.
-“Me comparan con mi hermano y no me gusta.”
-“Me creen incapaz. Dicen que soy un fracaso”.

El enojo, la prisa, el cansancio, el rencor, la envidia y la ira nos hacen decir cosas sin sentido que lastiman a quienes más amamos, y luego no sabemos restaurar el daño. Un lo siento, y la actitud de pensar antes de hablar, podrían hacer la diferencia.

El lenguaje abusivo destruye, resta libertad a la hora de actuar, menoscaba el valor de la persona, hace que se aparten de los demás y se encierren en sí mismo para protegerse y les causa dolor. Las palabras no se olvidan, principalmente las que llevan una carga emocional significativa. Son espinas que lastiman el valor que todos tenemos como personas.

En ocasiones, el adulto toma en poco las palabras que dice el niño bajo los efectos del enojo, o en broma. Mientras que los niños piensan que eso es lo que verdaderamente sienten por ellos. Podemos evitar esos malos ratos para los niños y niñas tomando conciencia de nuestras actitudes, modificando nuestras reacciones, y disculpándonos cuando lastimamos.

Lastimamos a nuestros hijos (as):
-Proporcionando un ambiente familiar lleno de pleitos, gritos y alcoholismo.
-Agrediendo física, verbal y psicológica.
-No dedicando tiempo para hablar con ellos y desatendiendo sus necesidades e intereses.
-Haciéndole promesas que nunca se cumplen.
-Sobornándolo con comprarle cosas con tal de que saque buenas calificaciones.

Recuerdos positivos:
También he escuchado la expresión de hijos que en sus hogares han sido estimulados. Ellos se expresan así:

-“Mis padres toman tiempo para escucharme. Me agrada cuando me abrazan y me permiten explicar mi punto de vista”.
-“Cuando discuten, cuidan su tono de voz.”
-“Saben admitir cuando se equivocan y suelen decir: “lo siento”. Muchas veces conversamos como familia.”
-“Siento que mis padres me aman cuando se aman entre ellos. Suelen decirnos los rasgos buenos de nuestro carácter y de nuestra manera de ser”.
-“Son amigos de nuestros amigos. Me ayudan a pensar cuando debo tomar decisiones. Me hablan abiertamente acerca de mi sexualidad y me han ayudado a establecer límites al respecto”.

-“Mis padres nos piden la opinión acerca de las decisiones familiares. Mi padre tiene un gran sentido del humor, pero nunca nos utiliza como blanco de sus bromas. Mis padres siempre me dicen que yo soy un buen amigo.”
-“Solemos tener reuniones de familia donde hablamos de nuestras metas y planes. Mamá y papá suelen dejarme notas donde dicen que me aman y que valgo mucho para ellos.”
-“Siempre se aseguran que sepa porque me están disciplinando. Mis padres han sido buen ejemplo para mí. Nunca se muestran como si fueran perfectos y saben identificarse con nosotros. Me hacen sentir que mi opinión es importante”.
-“Nunca me comparan. Mis padres siempre dicen algo positivo de mi, aún en mi ausencia.”.
-“Mis padres dejaron de usar un sobrenombre que realmente me hería”.
-“Me gusta cuando me dicen “Te amo”, me hace sentir seguro”.

Las palabras positivas producen aceptación, valor, desarrollan confianza, elevan la estima, forjan el carácter y marcan un destino.
Los padres favorecen la comunicación con el niño (a):
-Cuando demuestran que entienden y aceptan sus sentimientos.
-Cuando se muestran abiertos para que el niño pueda expresar libremente sus pensamientos y sentimientos.
-Controlando su enojo e ira ante las faltas cometidas por el niño, haciéndole ver de forma tranquila que su comportamiento es inadecuado.
-Cuando los padres mantienen el contacto físico tal como cariño, abrazos, besos, mientras dialogan con el niño.
-Cuando se toma el tiempo necesario para el niño sin interrupciones.
-Cuando se evita censurar, juzgar o culpabilizar al niño por su conducta.

Lo que se dice al levantarse, en la mesa, por el camino, en el diario vivir, son las palabras más importantes y las que siempre se recuerdan. El lenguaje que tiene mayor efecto positivo es el de los gestos; el abrazo, el beso, las caricias, la aceptación, la sonrisa, todo aquello que dice: “te amo, “te acepto”, “vales mucho”, “lo vas a lograr”.

En este sentido, y tomando como herramienta el que a los infantes les encantan los cuentos buenos, y estos ofrecen una forma segura de acercarse a ciertos temas, preocupaciones, y problemas. Muchos especialistas trabajan con niños utilizando historias y cuentos para ayudarlos a reconocer sentimientos que prefieren evadir. Los padres establecen un contacto emocional fuerte cuando toman el tiempo para leer historias a sus hijos. 

Los cuentos les permiten a los niños expresar sus sentimientos, hacer preguntas, hablar de sus temores y estimula la imaginación. Porque al escuchar la historia se identifica y esto facilita un contacto emocional fuerte. Es una forma de facilitar el camino para que luche con sus sentimientos. Recuerde que, como con cualquier buen cuento, nunca es suficiente leerlo una sola vez. La repetición es un gran recordatorio de las lecciones que contiene el cuento o la historia.

Cada niño es distinto. Hay niños que enfrentan sus emociones con facilidad, a otros les es difícil reconocerlas, por eso, permita que se expresen con libertad. Facilite que se identifiquen con los personajes, que hagan preguntas sobre los héroes del libro. Otros niños se sentirán bien solo con escuchar y observar todo. Siempre intente hacerles hablar sobre el tema. Usted sabrá qué es lo que más necesitan sus hijos (as).

Construya imágenes mentales fuertes en sus hijos. Que se sepan aceptados, admirados, amados y respetados. Escuche a sus hijos, tome tiempo para dialogar con ellos, porque se ha demostrado que más del 90% de la comunicación es para dar órdenes y regañar. Escuchar hace sentir importante y amada a la persona que está con nosotros.

Recomendaciones prácticas:
1.    Tome tiempo para contar buenas historias a los pequeños. Esto genera conexión y estimula la imaginación.
2.    Deje de utilizar sobrenombres que descalifican.
3.    Trate a sus hijos (as) con amor, respeto y admiración.
4.    Resalte continuamente sus habilidades con el fin de que logre una mejor aceptación de sus limitaciones.
5.    No humille ni descalifique.
6.    Jamás abuse físicamente de él o ella.
7.    Establezca reglas claras y acordes a la edad.
8.    Demuestre aceptación sincera y consistente en las buenas y en las malas.
9.    Establezcan un contrato familiar fundamentado en el respeto y la admiración mutua.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

A palabras necias, oídos sordos


Este dicho lo podemos aplicar, cuando alguien en la calle nos dice una tontería, o cuando alguien habla y habla sin parar y no dice nada, e incluso cuando se discute de futbol, política o religión.

Pero resulta sumamente difícil aplicarlo, cuando esas palabras proceden de la boca de un ser amado. Cuando nos las dicen personas que dicen apreciarnos, personas que viven incluso bajo nuestro mismo techo.

Debemos ser sumamente cuidadosos, cuando vayamos a externar alguna crítica, principalmente si se trata de una destructiva. No nos escudemos con “es la verdad”, o “es lo que pienso”. Si estamos seguros que lo único que vamos a hacer es herir, mejor no digamos nada, “en boca cerrada no entran moscas”.

Se suele decir que cuando alguien nos dice algo y nos molesta, que el problema no está en él (ella) sino en nosotros. Pero, que difícil es no reaccionar ante una calumnia, o un insulto, o incluso ante un comentario mal intencionado. Principalmente si viene de una persona que dice amarnos o apreciarnos.

Los seres humanos solemos atacar verbalmente, cuando nos sentimos acosados o atacados, cuando nos llaman la atención por nuestro mal comportamiento, o simplemente cuando nos dicen la verdad.

Nos cuesta montones quedarnos callados y aceptar que cometimos algún error, en lugar de eso reaccionamos a la defensiva y buscamos palabras, las cuales convertimos en dagas con tal de defendernos.

Si esas palabras tuvieran el poder de quitarnos la vida, moriríamos en ese instante. Lo peor de todo, es que una vez que las “disparamos”, no las podemos detener. El daño ya está hecho.

En muchas ocasiones nos arrepentimos de lo que dijimos, pero, es más grande el orgullo que nos invade, que el deseo de pedir perdón, aún sabiendo el daño realizado, incluso que hasta podemos perder a esa persona tan apreciada.

Sepamos contar hasta diez, veinte, treinta e incluso hasta cien, en lugar de abrir la boca y decir algo de lo cuál después nos vayamos a arrepentir. Recordemos que de la boca además de bendiciones, salen maldiciones y como decía mi abuelita “como la lengua no tiene hueso es muy fácil moverla”. Lo que no es fácil es sanar la herida infringida.

Por favor pensemos antes de hablar, coordinemos la lengua con el cerebro, respiremos profundamente, incluso oremos pidiendo sabiduría, antes de decir algo, de lo cuál nos podamos arrepentir eternamente.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Usa tus Sentidos


Usa tu vista
para ver la belleza de la vida y para ver el interior de las personas; no la uses para criticar maliciosamente cómo se ven o se visten los demás o para juzgar a las personas sólo por sus apariencias

Usa tus oídos
para escuchar a tu prójimo y poder ofrecerle una palabra de aliento, para escuchar los sonidos agradables que te ayudan a olvidar las dificultades y edifican tu interior; no lo uses como un arma o para escuchar cuando se habla mal de los demás

Usa tu olfato
para percibir el olor de las flores, del perfume y del amor; no lo impregnes con los malos olores como lo son el odio, el egoísmo y la traición

Usa tu gusto
para saborear el triunfo de tus metas alcanzadas, de los logros obtenidos con esfuerzo y dedicación; no lo uses para saborear las derrotas de otros

Usa tu tacto
para sentir y dar amor para tocar a las personas con tus deseos positivos con tu caridad; no lo uses para pedir injustificadamente

El sexto sentido,
el más importante, es el que nos da la sabiduría para distinguir la diferencia entre los otros sentidos; entre el bien y el mal, entre dar o recibir y entre construir o desmoronar. A veces miramos sin ver, oímos sin escuchar, olemos sin percibir, probamos sin saborear y tocamos superficialmente.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Consejos para evitar que la rabia y la frustración se vuelvan contra Usted


La ira descontrolada puede hacernos sentir muy mal. Si nuestros enfados, rabia o frustración están afectando negativamente a nuestras relaciones con familiares, amigos, compañeros de trabajo o incluso desconocidos, es hora de aprender algunas habilidades para el manejo de la ira. No podremos progresar si dejamos que predominan los pensamientos negativos.

Está demostrado que las técnicas de manejo o control de la ira (Anger Management en inglés) ayudan a cambiar la forma en que expresamos nuestra ira o rabia. Mientras un enfado periódico puede ser hasta sano para dejar salir emociones negativas, pero cuando se convierte en la principal forma en que expresamos nuestras discrepancias con la forma de actuar o pensar de terceros, puede ser hasta peligroso. Tanto para las relaciones humanas como para la salud, pues un estado de irritación o ira constante influye negativamente sobre la tensión y el estado de salud general de una persona.

Aquí ofrecemos unos consejos para mantener la ira bajo control.
Consejos para controlar la ira o rabia.

   1. Tomarse un "tiempo": aunque pueda parecer un cliché, contar hasta diez antes de reaccionar realmente puede calmar nuestro temperamento, sobre todo si es una persona compulsiva que suele hablar (o gritar) antes de pensar.

   2. Poner un poco de distancia de por medio: es aconsejable tomarse un descanso de la persona con la que estamos enfadados hasta que nuestras frustraciones se disipen un poco. Esto también nos permite planificar mejor cómo abarcar el asunto que nos preocupa o que nos ha causado un disgusto.

   3. Expresar de forma clara el motivo de nuestro enfado: es saludable expresar la frustración sin confrontación. No por gritar mas fuerte vayamos a convencer a nadie que tengamos razón. Una argumentación inteligente y honesta suele ser mucho mas eficaz que un enfado monumental. Se convence mucho mas si se identifican problemas y se plantean soluciones. Y si logramos convencer además al "culpable", pues hay mucha mas probabilidad de que el problema no vuelva a surgir.

   4. Hacer algo de ejercicio: la actividad física puede ofrecer una salida a las emociones, especialmente si estamos a punto de estallar. Salir a caminar o a correr, nadar, levantar pesas o simplemente subir y bajar las escaleras varias veces permitirá sacar la adrenalina de la ira sin confrontaciones.

   5. Pensar bien las cosas antes de decir nada: de lo contrario, es muy probable que digamos algo de lo que nos arrepentiremos después. Puede ser muy útil escribir lo que queremos decir para ceñirnos al tema o problema actual. Cuando estamos muy enfadados, es fácil dispersarse. Y si nos pasamos es muy importante saber pedir perdón.

   6. Identificar soluciones para la situación: en lugar de centrarnos en lo que nos hizo estallar, trabajar conjuntamente con la persona que nos enfureció para resolver el asunto en cuestión. Esto quiere decir que también debe estar dispuesto a escuchar la versión de la otra persona. No se puede llegar a acuerdos o soluciones sin antes comprender (no compartir) el argumento del otro.

   7. Hablar en primera persona al describir el problema: esto nos ayudará a evitar criticar o culpar a la otra persona, algo que podría hacer que se enfadara más o sintiera resentimiento, aumentando la tensión. Hay que evitar que la otra persona se sienta acusada o criticada para que no se ponga automáticamente a la defensiva. Podemos decir, por ejemplo: "Me siento mal porque he tenido que hacer todas las tareas domésticas esta semana" en vez de "Deberías haberme ayudado" o "Eres un vago y no ayudas nada".

   8. No guardar rencor: si podemos perdonar a la otra persona, ambos nos sentiremos mejor. No es realista esperar que todo el mundo se comporte exactamente como queremos. El rencor es un sentimiento muy negativo. Una vez resuelta una discusión es importante olvidar lo sucedido y no dejar que el resentimiento o rencor siga dentro, listo para salir en una discusión posterior. Intenta pensar en positivo.

   9. Utilizar el humor para liberar tensiones: reírse puede ayudar a disipar la tensión. No obstante, no utilizar el sarcasmo; solo logrará herir los sentimientos de la otra persona y empeorar las cosas. Si una risa le parece imposible, intentar al menos una sonrisa.

  10. Practicar técnicas de relajación: aprender habilidades de relajación y desestrés también puede ayudarnos a controlar nuestro genio cuando aparezca. Practicar ejercicios de respiración profunda, visualizar una escena relajante o repetir una palabra o frase para calmarnos, como "Tranquilo". Otras formas demostradas para aliviar la ira son escuchar música relajante, hacer meditación, cocinar, escribir un diario y hacer yoga.



Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Una Lágrima


Una lágrima: es eso que humedece los ojos del mundo. Y que el mundo se empeña en ocultar. Es eso que nos tragamos tantas veces por soberbia, por orgullo, por demostrar fortaleza y queda atorada en la garganta, apretada en el corazón, comprimiéndonos todo. 

Es tan profunda, que no sabemos con certeza de donde nace, ni si podrá morir alguna vez.

A veces una lágrima: cicatriza una herida, lava una pena y ablanda.
Una lágrima: es un recuerdo, una angustia, una desesperación, una interrogante. Una lágrima: puede ser a veces el comienzo del perdón, la primera luz de la rectificación que hace estrechar una mano.

Una lágrima: es a veces la gota mágica que hace cambiar por dentro cuando tenemos que pagar nuestra cuota de dolor, la lágrima ayuda. Cuando la derramamos en el corazón querido, o en la intimidad de la amistad, la lágrima une, estrecha, funde.

La lágrima transforma, enseña, disuelve los rencores, las espinas, las malas yerbas que van creciendo en la amistad e impidiendo acercarse, abrazarse, comprenderse. La lágrima descubre. El que ingnora tus motivos, no te conoce.

La lágrima es un don.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Un hombre de Negocios


Un hombre de negocios arrojó apresuradamente un dólar en la taza de un hombre que estaba vendiendo flores en una esquina y luego se alejó. A media cuadra de distancia se dio vuelta súbitamente y regresó hasta donde estaba el mendigo.

-”Lo lamento”, dijo, sacando una flor del ramo que el mendigo tenía en una lata a su lado. 

“En mi apuro deje de efectuar mi compra. Después de todo, usted es un hombre de negocios igual que yo. Su mercadería está a buen precio y es de buena calidad. Espero que no se haya disgustado con mi falta de atención en mi compra”.

Y diciendo eso, el hombre de negocios sonrió y se alejó con una flor en la mano.
Semanas después, mientras almorzaba, se le aproximó al hombre de negocios un hombre bien parecido, vestido con pulcritud, quien se presentó a sí mismo y luego le dijo:

- “Estoy seguro que usted no me recuerda, y yo ni siquiera sé su nombre, pero su rostro es uno que nunca olvidaré. Usted es el hombre que me inspiró para que hiciera algo de mí mismo. Yo era un vagabundo vendiendo flores marchitas hasta que usted me devolvió mi amor propio. Ahora creo que soy un hombre de negocios”.

El amor propio es vital para toda persona, propóngase en su corazón elevar el respeto y la autoestima en otros. ¡Haciendo eso, logrará más respeto para usted mismo!


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Dar las gracias hace más felices a las personas


Los psicólogos solían subestimar la fuerza de la gratitud. Pero diversos estudios comprobaron que modifica actitudes negativas. Recomiendan hacerlo de manera “personal y profunda”.

Aunque parece bastante obvio que la gratitud es una emoción positiva, durante décadas, los psicólogos casi nunca analizaron las implicaciones del fenómeno de dar gracias. Pero en los últimos años sí lo han hecho, y muchos experimentos les han permitido aprender que es una de las emociones más poderosas de la humanidad. Hace que el que las da se sienta más feliz y puede modificar la propia actitud ante la vida, como un botón para reiniciar los sentidos. En especial en tiempos difíciles como estos.

Más allá de demostrar que ser agradecido ayuda a quien lo es, los psicólogos también intentan dilucidar los procesos químicos que la gratitud produce en el cerebro y las mejores formas de demostrarla.

Michael McCullough, un profesor de psicología de la Universidad de Miami que ha estudiado a la gente a la que se le pide que dé gracias con regularidad, dijo que “cuando haces un alto para contar las bendiciones que has recibido, como que estás secuestrando tu sistema emocional”.

Las investigaciones efectuadas por McCullough y otros encontraron que dar gracias es una emoción poderosa que se alimenta a sí misma, casi el equivalente a ser victorioso. Podría llamársele un círculo virtuoso. El experto dijo que los psicólogos solían subestimar la fuerza de la simple gratitud. “Sí hace más feliz a la gente, es ese sentimiento increíble”.
Una de las razones por las que la gratitud funciona tan bien es que nos conecta con otros, explicó McCullough. Es por eso que, cuando das gracias, debe ser en forma más personal y profunda, en lugar de una simple nota de agradecimiento por un regalo o una rápida acción de gracias antes de tomar alimentos, dicen los psicólogos.

Maryann Troianim, psicóloga del área de Chicago y autora de libros de autoayuda, comentó que poco a poco va introduciendo a sus clientes a la gratitud, a veces simplemente a través de limitar sus quejas a dos por sesión. A la larga, hace que escriban las buenas cosas que les han pasado en una especie de “diarios de gratitud”. “El ser agradecido realmente cambia tu actitud y tu perspectiva sobre la vida”, señaló.

La gente agradecida “se siente más alerta, viva, interesada, entusiasmada. También se siente más conectada con otros”, completó Robert Emmons, un profesor de psicología de la Universidad de California, campus Davis, quien ha escrito dos libros sobre la ciencia de la gratitud, y quien con frecuencia estudia los efectos de esos diarios de gratitud.

“La gratitud también sirve como un amortiguador de estrés”, señaló Emmons en una entrevista por correo electrónico. “La gente agradecida es menos propensa a experimentar envidia, enojo, resentimiento, arrepentimiento y otros estados no placenteros producen estrés”, agregó. AP


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

La cita mas importante de mi vida

... Una mañana agitada, a las 8:30, cuando un señor mayor de ...unos 80 años, llegó al hospital para que le retiraran los puntos de su pulgar. El señor dijo q estaba apurado y que tenía una cita a las 9:00 am, el doctor le pidio que tomara asiento, sabiendo que quizás pasaría más de una hora. Lo vio mirando su reloj y decidió, examinar su herida. Mientras lo curaba le pregunto si tenía una cita con otro médico esa mañana, ya que lo veía tan apurado. 



Un ejemplo de Perseverancia

1816 ~ Su familia fue forzada a salir de su hogar, a la edad de 7 años tuvo que empezar a trabajar para ayudar con los gastos.

1818 ~ Su madre murió.

1831 ~ Fracasó en todos los negocios que emprendió.

1832 ~ Compitió para la Legislatura estatal y perdió. También perdió su trabajo y fue rechazado para entrar a la escuela de leyes.

1833 ~ Pidió prestado un dinero para empezar un negocio, fracasó y gastó 17 años de su vida para pagar la deuda.


Frases de Adoración a Dios


Te adoramos y te bendecimos.


Eres digno de recibir adoración.


Me rindo ante ti, me postro delante de ti.


Solo tú eres digno de recibir adoración.


Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal.


Quiero más de ti, y menos de mí.



El que persevera, Alcanza


Hace unos años, a un hombre en sus sesentas le fue ofrecido $200,000 dólares americanos por su motel, restaurante y gasolinera que había construido a través de toda su vida. Rechazó la oferta porque no quería jubilarse.
Dos años después, cuando tenía 65 años de edad, construyeron una autopista que desvió el tráfico de donde estaba su negocio y, como consecuencia, perdió todo.La mayoría de personas a su edad hubieran tirado la toalla. Pero no este hombre.



Frases y citas para el día de San Valentín


Puedes dudar de que las estrellas son de fuego, dudar que el sol se mueve, puedes dudar de que la verdad no sea mentira, pero nunca dejes de dudar de mi amor.
–Shakespeare.

Una vida sin amor es como una ropa interior sin elástico.

Ama y haz lo que quieras.
–San Agustín.

El amor es un corazón cuya ecuación se resuelve con dos incógnitas.



Siempre insiste...


Un estudio conducido por la National Retail Dry Goods Association señala que los primeros intentos sin éxito llevan a casi la mitad de los vendedores a cierto fracaso. 

Ponga atención:
48 por ciento de los vendedores hacen una llamada y desisten.
25 por ciento de los vendedores hacen dos llamadas y desisten.
15 por ciento de todos los vendedores hacen tres llamadas y desisten.
12 por ciento de todos los vendedores insisten e insisten e insisten e insisten.


Vaselina, una historia de Éxito


Robert Chesebrough tenía un producto en el cual creía incondicionalmente. En realidad, era un invento propio. Chesebrough había transformado el sedimento que se forma en los ejes de los equipos de petróleo, cera de varillas, en una gelatina de petróleo que personalmente había comprobado que poseía grandes propiedades curativas.


¡Nunca se Rindan!


Sir Winston Churchill repitió tres veces en la escuela el octavo grado debido a que le costaba aprender. Es algo irónico que años después, ¡ la Universidad de Oxford le pidiera pronunciar el discurso de la fiesta de graduados!

Para este acontecimiento llegó con sus acompañantes habituales, un bastón y un sombrero de copa. Mientras se aproximaba al podio, el público le brindó aplausos de aprecio.

Churchill, con pausado ademán calmó la multitud, mientras se paraba firmemente delante de sus admiradores.


ES UNA LOCURA


Odiar todas las rosas

Porque una te pinchó....

Entregar todos tus sueños..porque uno de ellos no se realizó...
Perder la fe en las oraciones
porque no fuiste atendido
Desistir de todos los esfuerzos

Porque uno de ellos fracasó..

Condenar todas las amistades



QUE SE CUMPLA TU SUEÑO


Tengo un sueño,


un solo sueño,


seguir soñando.


Soñar con la libertad 


soñar con la justicia


soñar con la igualdad


y ojalá ya no tuviera


necesidad de soñarlas.



Los Factores que destruyen al Ser Humano, según Gandhi


Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles son los factores que destruyen al ser humano. Él respondió así:
La Política sin principios, el Placer sin compromiso, la Riqueza sin trabajo, la Sabiduría sin carácter, los Negocios sin moral, la Ciencia sin humanidad y la Oración sin caridad.
La vida me ha enseñado que la gente es amable, si yo soy amable; que las personas están tristes, si estoy triste; que todos me quieren, si yo los quiero; que todos son malos, si yo los odio; que hay caras sonrientes, si les sonrío; que hay caras amargas, si estoy amargado; que el mundo está feliz, si yo soy feliz; que la gente se enoja, si yo estoy enojado; que las personas son agradecidas, si yo soy agradecido.


VIVIR FELIZ


Te condenas a la angustia cuando permaneces recordando tus fracasos, tus sufrimientos y las equivocaciones del pasado.

Si quieres sentirte feliz, actúa con alegría, expresa tu entusiasmo por la vida y piensa bien de los demás; conserva tu rostro amable, sonríe con naturalidad, alégrate de estar con tus semejantes, recibe y acoge, con amor a quienes buscan tu compañía, tu consuelo y tu aliento.
Obrando así, la felicidad nacerá en tu corazón.
"El placer puede estribar en la ilusión; pero la felicidad descansa sobre la verdad."



PAPA OLVIDA


Era una mañana como cualquier otra. Yo, como siempre, me encontraba de mal humor. Te regañé porque te estabas tardando demasiado en desayunar; te grité porque no parabas de jugar con los cubiertos y te reprendí porque masticabas con la boca abierta. Comenzaste a refunfuñar y entonces derramaste la leche sobre tu ropa. Furioso, te levanté de los cabellos y te empujé violentamente para que fueses a cambiarte de inmediato.

Camino a la escuela no hablaste. Sentado en el asiento del coche llevabas la mirada perdida. Te despediste de mí tímidamente y yo sólo te advertí que no hicieras travesuras.



LA FELICIDAD


La felicidad para algunos es acumular riqueza, obtener un buen empleo, que nuestros deseos se cumplan, ganarnos un nombre y fama. Sin embargo, sólo aquellos que están contentos con su vida y se sienten felices con la felicidad de otros realmente han comprendido en qué consiste la verdadera felicidad.

El gozo que uno obtiene de los placeres externos es temporal. Le verdadera felicidad puede disfrutarse por dentro. Cuando nuestros pensamientos son puros, cuando no nos preocupamos por nimiedades, solo entonces, podemos disfrutar de la verdadera felicidad.

“Felicidad” es un estado mental. Uno pudiera estar feliz cuando nuestros parientes o amigos alcanzan un buen nombre o fama. Por otro lado, la misma persona pudiera no sentirse feliz cuando alguien más la obtiene.




La gente grande es aquella que se siente feliz cuando los demás son felices.

Deepthi Ayyappan (2008), India

Creo que el autor de la reflexión de hoy da en el blanco cuando plantea, a manera de conclusión, que la gente grande (importante) es aquella que se siente feliz cuando los demás lo son. Hoy, vemos mucho de lo contrario: una búsqueda incesante de la felicidad propia, aún a costa de la infelicidad y tragedia de los que nos rodean. Así vemos como los que tienen abusan de los que no tienen, los que saben de los que no saben, los que tienen contactos importantes de los que no los tienen. Hagamos un alto y decidamos cambiar. Si queremos ser genuinamente felices, necesitamos ayudar a los demás a serlo también.

A final de cuentas, Dios no nos creó como islas sino para habitar en familia.

Raúl Irigoyen.



Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

RECETAS PARA EL ALMA


El Optimismo


Salta todas las barreras y fortalece la seguridad en ti mismo
Los optimistas visualizan lo mejor de todas las cosas.
Aprende a ser optimista, agradeciendo a Dios por todo lo que te da.
La vida no te va a dar más de lo que tú le des.
Hay quienes creen en sólo lo que ven.
Seamos positivos con nosotros mismos y los demás.
Si en tu vida tienes tropiezos, tienes que levantarte tú mismo.



UN VASO DE LECHE


Un día, un muchacho pobre que vendía mercancías de puerta en puerta para pagar sus estudios universitarios, encontró que solo le quedaba una simple moneda de diez centavos, y tenía hambre.

Decidió que pediría comida en la proxima casa. Sin embargo, sus nervios lo traicionaron cuando una encantadora mujer joven le abrió la puerta. En lugar de comida pidió un vaso de agua.

Ella pensó que el joven parecía hambiento, así que le trajo un gran vaso de leche.
El lo bebió despacio, y entonces le preguntó:
-¿Cuánto le debo?-
-No me debes nada- contestó ella. -Mi madre siempre nos ha enseñado a nunca aceptar pago por una caridad-.
El le dijo...
-Entonces, te lo agradezco de todo corazón...!-

Cuando Howard Kelly se fue de la casa, no solo se sintió más fuerte, si no que también su fe en Dios y en los hombres era más fuerte. El había estado listo a rendirse y dejar todo.

Años después esa mujer enfermó gravemente.

Los doctores locales estaban confindidos. Finalmente le enviaron a la gran ciudad. Llamaron al Dr. Howard Kelly para consultarle. Cuando este oyó el nombre del pueblo de donde venía la paciente, una extraña luz lleno sus ojos. 

Inmediatamente el Dr Kelly subió del vestíbulo del hospital a su cuarto. Vestido con su bata de doctor entró a verla. La reconoció enseguida. Regreso al cuarto de observación determinado a hacer lo mejor posible para salvar su vida. Desde ese día el prestó, la mejor atención a este caso.
Después de una larga lucha, ella ganó la batalla..!
Estaba totalmente recuperada..!

Como ya la paciente estaba sana y salva el Dr Kelly pidió a la oficina de administración del hospital que le enviaran la factura total de los gastos para aprobarla.
El la revisó y firmó. Además escribio algo en el borde de la factura y la envió al cuarto de la paciente.

La cuenta llego al cuarto de la paciente, pero ella temía abrirla, porque sabía que le tomaría el resto de su vida para poder pagar todos los gastos.
Finalmente la abrió, y algo llamó su atención: En el borde de la factura leyó estas palabras...

“Pagado por completo hace
Muchos años con un vaso de leche”

(Firmado)
Dr. Howard Kelly

Lagrimas de alegría inundaron sus ojos y su feliz corazón oro así:

“Gracias, Dios
Porque tu amor se ha manifestado en las manos y los corazones humanos”.

Y con esto concluimos que todo lo que hacemos bueno en nuestra vida siempre será recompensado por Dios, así que disfruta haciendo el bien......sin mirar a quien.

“Nada en la vida
puede separarnos
del amor de DIOS”.

Romanos 8:38



Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

CAJITAS DE MUSICA


Las personas se asemejan siempre
a las Cajitas de Música...
¿Sabes porqué?

Porque...
Algunas tienen muchos adornos,
pero por dentro están vacías...
Otras no tienen adornos,
pero por dentro tienen todo un jardín o están llenas de gemas brillantes.
Otras, cuando las abrimos,
nos muestran su interior lleno de recovecos y muchas veces nos perdemos entre sus laberintos...
Luego, están aquellas cajitas que son transparentes,
que las vemos con un solo darles una mirada
y sabemos cómo van a actuar siempre...
Y siempre se me ha ocurrido
que las personas son cajas musicales...
que sólo las conocemos y amamos
luego de oír la música de su interior...
Porque esa música tiene algo de magia, algo muy hermoso lleno de vida, algo de muy dentro de su alma...
Y es lo que me ha pasado,
he sentido la música de sus almas
y precisamente por ello,
quise enviarles la música de mi alma
en esta cajita que les regalo hoy...
para los que están y para los que por un algún u otro motivo no están y para los que
espero que vuelvan.

"Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero no hemos aprendido
el arte de vivir juntos,
como hermanos"

Autor Desconocido



Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

¿Tristeza o depresión?


Los especialistas hablan de depresión mayor cuando la persona presenta más de cinco de los siguientes síntomas, casi todos los días, durante un período de más de dos semanas: 

Tristeza o irritabilidad: la persona vive en un estado de ánimo melancólico la mayor parte del día; se siente triste o vacío, y llora. En los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable, como un equivalente de depresión. En este caso no se ven tristes, son muy sensibles a los comentarios externos y pueden reaccionar con ira.  

Apatía: incapacidad para sentir placer y pérdida de interés, por realizar actividades que antes disfrutaba, como compartir con la familia, practicar algún ejercicio, idear nuevos proyectos, entre otros. 

Apetito: pérdida o aumento del apetito, que puede ocasionar variaciones drásticas en el peso corporal (cambio de más de 5% en un mes). La persona puede manifestar que se siente inapetente, a pesar de que sus amigos y familiares la motiven para comer.

Alteraciones de sueño:  dependiendo de la persona, ésta manifestará problemas para conciliar el sueño (insomnio) o sufrirá una tendencia a dormir más de lo habitual, incluso sentirá somnolencia durante las horas del día.

Agitación o lentitud: quienes la rodean podrán percibir que la persona con depresión está más agitada de lo normal o, al contrario, que manifiesta lentitud exagerada al llevar a cabo sus funciones psicomotoras

Fatiga o pérdida de energía: sienten que hay una disminución de su energía y que eso les impide llevar a cabo las actividades que antes realizaban.

Inutilidad y culpa: el individuo deprimido se siente menos capaz, y comienza a tener ideas de culpa injustificadas.

Pérdida de la concentración: le cuesta en demasía concentrarse y, debido a su inseguridad, tiene dificultad para tomar decisiones. 

Pensamientos de muerte: este tipo de ideas son recurrentes, en algunos casos se asocian con intenciones suicidas. También puede expresar deseos como : “quisiera dormir y no despertar por un tiempo”.

Cabe destacar que debe manifestarse, obligatoriamente, uno de los dos primeros síntomas; tristeza o irritabilidad y apatía, para que se pueda considerar la presencia de un cuadro depresivo.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

Yo estoy aprendiendo a Amar


Estoy aprendiendo a aceptar a las personas, aun cuando ellas me decepcionan, cuando huyen del ideal que tengo para ellas, cuando me hieren con palabras ásperas o acciones impensadas.

Es difícil aceptar las personas como ellas son, sin que sean como deseamos que ellas sean.
 
Es difícil, muy difícil, pero estoy aprendiendo.
Estoy aprendiendo a amar.
Estoy aprendiendo a escuchar. Escuchar con los ojos y oídos.
A escuchar con el alma y con todos los sentidos.
Escuchar lo que dice el corazón, lo que dicen los hombros caídos, los ojos, las manos inquietas.
 
Escuchar el mensaje que se esconde por entre las palabras vanas, superficiales.
Descubrir la angustia disfrazada, La inseguridad mascarada, la soledad encubierta.
Penetrar la sonrisa fingida,la alegría simulada, la vanagloria exagerada.
Descubrir el dolor de cada corazón.
Poco a poco, estoy aprendiendo a amar.

Estoy aprendiendo a perdonar. Pues el amor perdona, quita los rencores, y cura las heridas que la incomprensión e insensibilidad lo lastimaron.

El amor no alimenta resentimientos con pensamientos dolorosos.
No cultiva ofensas con lástimas y autoconmiseración. El amor perdona, olvida, extingue todos los esquicios de dolor en el corazón.
Poco a poco…
 
Estoy aprendiendo a perdonar.
Estoy aprendiendo a descubrir el valor que se encuentra dentro de cada vida, de todas las vidas.
Valor soterrado por el rechazo, por la falta de comprensión.
Cariño y aceptación, por las experiencias desagradables vividas a lo largo de los años.
Estoy aprendiendo a ver,en las personas su alma, y las posibilidades que Dios les dio.

Estoy aprendiendo,
¡Pero cómo es de lento el aprendizaje!,
¡Cómo es difícil amar, amar como Cristo amó!
Todavía, tropezando, errando, estoy aprendiendo…
Aprendiendo a no ver solamente …mis propios dolores, mis intereses, mi ambición, mi orgullo, cuando estos impiden el bienestar y la felicidad de alguien!
¡¡Cómo es difícil amar, pero estoy aprendiendo!!

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.