Aprovecha la Vida


Es tiempo apremiante.

Dejemos uno a uno los errores capitales o no solo perdemos el cuerpo sino el alma también.

* Pereza: No hacer lo que debemos hacer por placer de no incomodarse.

O por querer hacer algo “más agradable”, así no sea necesario.

* Gula: Comer cuando nuestro cuerpo no lo necesita por placer en la boca, garganta, estómago, etc.

* Envidia: No le gusta el progreso del otro porque cree que entonces el otro gana más respeto y alabanza y por eso crees que te van a despreciar.

* Lujuria: Desea tener sensaciones sexuales agradables produciendo la fornicación y el adulterio.

* Ira : Energía dirigida equivocadamente, Violencia para solucionar tus problemas.

* Orgullo: Cree que no necesita ayuda, quiere sentirse respetado

* Avaricia: Quiere más de lo que necesita por miedo al Mañana, por vanidad, por lujuria, etc.

* Odio: Quiere que a la otra persona le vaya mal, porque crees que ella es la culpable de tu sufrimiento.

Entonces quieres que ella sufra para que aprenda a no molestarte o que desaparezca.

Cristo mío, porqué cometo estos errores? .. y llegan a mi mente los recuerdos que generan estos malos deseos.

Jesucristo dijo: Quien quiera venir en pos de mí, Niéguese a sí mismo (no le haga caso a los pecados capitales), Tome su cruz y sígueme ( Virtudes ).

Seguirlo es hacer lo correcto en cada circunstancia. Las virtudes es lo contrario a los pecados capitales.

Virtudes son las expresiones del Amor con Sabiduría en los diferentes aspectos de la Vida. (Pensamientos correctos que generan sentimientos y actitudes de Vida)

Que el fuego del Amor borre de mi mente todo impulso negativo.

Amaos como Yo os he amado.

. En lugar de pereza, haz lo que debes hacer con diligencia.

. Come solo lo que realmente necesita tu cuerpo

( bajito de sal y poco dulce )

. Alégrate del progreso del otro, descubre la dicha de servir para que todos vivamos bien. ( convivencia fraterna ).

. En lugar de desear con el pensamiento a una persona:(adulterio) mejor imagina que la otra persona está llena con la Luz de Dios dándole Vida y Sabiduría. Igual puedes hacer con tigo.

. Soluciona tus problemas con Armonía, libre de toda violencia.

. Reconoce tus debilidades para superarlas, dejando expresar el Poder de Dios a través de Ti.

La felicidad no depende de lo que te hagan o no,

Sino de las cosas celestiales que tú des.

. Buscad el reino de Dios ( Virtudes ) y todas las bendiciones llegan por añadidura.

Nadie es tu enemigo. Tus enemigos son los pecados capitales.

Si crees que alguien te hace daño, es porque tu no estás con Dios.

Lo que hace la otra persona (así esté equivocada), lo hace porque cree que así va a ser feliz o por lo menos así no va a sufrir tanto.

El quiere ser feliz, comprendámoslo.

Tu no debes temer nada de nadie.

La Hueste Celestial te bendice, si es que tu te lo permites.

Jesucristo, los Ángeles y Arcángeles te asisten, confía.

De qué vale al hombre ganar el mundo si pierde el Alma?

Prefieres la muerte segunda ( muerte del alma malacostumbrada o la Vida Eterna )?

Decídete Ya

Que el correcto sentir del corazón te anime y te guíe.

Cristo mío, llévame de la mano por el camino recto.

Ayúdame a aprovechar cada momentito lo mejor posible.

Cristo mío, se hace tu Voluntad,

Tú te expresas plenamente en mi mente y en mi corazón.

Tu Amor tu Sabiduría y tu Poder se manifiestan eternamente

a través de mi Alma.

No te Rindas..



No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.

Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.

Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.

No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños

Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.

Mario Benedetti
No te rindas

Porque yo?



“Hoy me referiré, y también quiero hacer un llamamiento, a los muchos que están preguntándose, “¿Por qué yo?”

“Hay muchos de ustedes que hoy están enfrentando duras pruebas y tribulaciones, nosotros vemos, escuchamos y sentimos vuestro dolor, amados míos. Es imperativo que se mantegan concentrados y que dejen que la voluntad del Padre fluya a través de ustedes. En estos confusos tiempos de temor y ansiedad, deben dejarse ir y sentarse en el Silencio y en la presencia del Espíritu morador y pedirle que los guíe – pídanle al Padre los llene con Su amor. Dejen que los cálidos sentimientos y las vibraciones de Su amor los bañe – siéntense y disfruten de la calidez sin esperar nada. Vivan los gloriosos momentos de ese íntimo abrazo entre ustedes y vuestro Creador y dejen que todo temor se desvanezca.

El Padre sabe vuestras necesidades y ustedes solamente deben tener la necesidad de recibir con fe lo que es de ustedes por derecho divino como alguien que tiene la filiación con Dios.

“Amados míos, todos ustedes deben de ver el panorama mas amplio del plan eterno y mirar la vida de los mundos del tiempo y espacio como una oportunidad de obtener grandes ganancias en la perfección de tu alma infante, las cuales los propulsarán hacia el progreso del logro de la perfección en vuestros viajes hacia el Paraíso.

Estas dificultades que están enfrentando ahora son una corrección que necesitan para ajustar sus velas hacia un camino mas directo a las mas altas esferas de luz – el reino del Padre de la familia. Si sólo pudieran ver hacia atrás desde mi punto de vista y saber lo bendecidos que son ustedes, aún en vuestros sufrimientos, si no fuera por esas dificultades puede que en este punto de sus recorridos nunca llegaran a alcanzar la puerta de la casa del Padre.


“Tengan fe amados míos, saldrán adelante en estos tiempos difíciles e iluminarán como un faro de esperanza para que otros sigan. Tengan contacto con otros que también estén afligidos en este tiempo y ayúdenles entender el propósito mayor. Al ayudar a otros, te darás cuenta de lo bendito que eres y eso reducirá la carga de ambos, la de ustedes y las de vuestros hermanos y hermanas. Busquen las oportunidades que se presentan ante ustedes y entren por esa puerta.

Si escogen no movilizarse en estos tiempos difíciles, con toda seguridad las olas los van a alcanzar. Muévanse hacia delante y busquen por las señales que sirven de guía para sacarlos del valle de la oscuridad. Muévanse con el río de la vida, amados míos, y vean lo que está alrededor de la próxima curva, ya que el aterrizaje muy bien podría merecer la pena de los agobios y las corrientes rápidas.


“Rezo: ‘Padre, te pido que abras los ojos de Tus hijos al mayor propósito de Tu voluntad. Dale forteleza a aquellos que estén sufriendo – rodeándolos con Tus ministerios de sanación y dirige sus pies hacia el camino del refugio. Ayúdalos a guarecerse de las tormentas de la vida y que se den cuenta de los beneficios de sus tribulaciones como un paso beneficioso hacia las mayores cosas que están por venir.

Amén.

El Egoismo


El egoísmo significa "Inmoderado amor de sí mismo, que hace pensar sólo en el interés personal: el egoísmo es una imperfección del corazón y de la inteligencia". El egoísmo nos obliga a ser indiferentes hacia otros, y preocuparnos solamente por los asuntos personales.
"El egoísmo nos tiene como centro de todas las cosas a nosotros mismos y hacemos que todo convenga para lo que nosotros queremos, por eso el egoísta no se sale de sí mismo sino que todo lo que haga será buscando su propio interés."
"Ser egoísta es renunciar a la condición humana, a lo coafectivo, es desconocer que somos una extensión de quienes nos rodean por lo que ignorarlos sería como negarse a si mismo."

El Egoismo y la Soledad..

CUENTAN QUE EL EGOÍSMO CANSADO DE SENTIRSE TAN SOLO SE PUSO A PENSAR...SOLO PENSAR
COMIENZO A BUSCAR EN LAS COSAS DE SU AMIGA LA ANGUSTIA EL PORQUE DE SU EXISTENCIA...
CUANDO DE PRONTO SU MISMO PENSAMIENTO LE RESPONDIÓ.
LAS RESPUESTAS A TU PREGUNTAS SOLO LA SOLEDAD DE LAS PUEDE DAR
SALIO CORRIENDO EN BUSCA DE ELLA EN EL CAMINO SE CRUZO CON LA INGRATITUD Y LA CRUELDAD QUE LE SUGIRIERON PREGUNTARLE A LA TRISTEZA TAL VEZ ELLA TE PUEDA AYUDAR..GOLPEO LA PUERTA DE CASA DE LA TRISTEZA ...ESTA LE PIDIÓ QUE HABLARA BAJO PORQUE SU COMPAÑERO EL DOLOR SE ACABABA DE ACOSTAR...DIME TRISTEZA LE DIJO ...DONDE VIVE LA SOLEDAD...ELLA VIVE MUY CERCA DE TI SOLO SE TRATA DE SENTIR Y NADA MAS..EL EGOÍSMO QUEDO DESORIENTADO QUE SABE LA TRISTEZA EXCLAMO SI SOLO SABE LLORAR Y LLORAR.
MEJOR LE PREGUNTARE A MIS VECINOS EL RENCOR Y EL RESENTIMIENTO QUE SIEMPRE TIENEN ALGO DE VERDAD...LLEGO AGITADO A LA CASA DE ELLOS ...PERO ESTOS NO QUISIERON CONTESTAR SOLO SE ASOMARON POR LA VENTANA SEÑALANDO LA MORADA DE ENFRENTE DONDE VIVEN TODOS JUNTOS..EL FRACASO,EL OLVIDO,EL CONFLICTO,LA AGONÍA, LA MENTIRA,LA DESILUSIÓN,LA DESESPERANZA,LA AMARGURA LA FURIA,LA ANGUSTIA,LAS DUDAS ,EL MALTRATO,LA TRAICIÓN Y LA MALDAD..
CUANDO EL EGOÍSMO PREGUNTO...TODOS SE MIRARON ENTRE SI ...DESCONSERTADOS...PORQUE SE MIRAN Y NO CONTESTAN GRITO EL EGOÍSMO ...NADIE RESPONDIÓ
DE PRONTO SE ESCUCHO UN SUSURRO ERAN LAS VOCES DE LAS DUDAS QUE SE PREGUNTABAN SOLO SE TRATA SE SENTIR Y NADA MAS...
ANTES QUE EL EGOÍSMO PERDIERA LA CALMA SALTO LA FURIA Y EXCLAMO
SI TU FUISTE EL CREADOR DE NOSOTROS PORQUE NOS VIENES A PREGUNTAR ...LA RESPUESTA SEÑOR EGOÍSMO COMENZO A CONVIVIR CONTIGO CUANDO TU TE CASASTE CON LA SOLEDAD...

Vive a Plenitud...


Ve plácidamente entre el ruido y la prisa. Recuerda que la paz puede estar en el silencio. Sin renunciar a ti mismo, esfuérzate por ser amigo de todos. Di tu verdad, quietamente, claramente.

Escucha a los otros, aunque sean torpes e ignorantes,
cada uno de ellos tiene también una vida que contar. Evita a los ruidosos y agresivos, porque ellos denigran el espíritu. Si te comparas con los otros puedes convertirte en un hombre vano y amargado, siempre habrá cerca de ti alguien mejor o peor que tú. Alégrate tanto de tus realizaciones como de tus proyectos.

Ama tu trabajo aunque sea humilde, es el tesoro de tu vida.
Se prudente en tus negocios, porque en el mundo abundan gentes sin escrúpulos, pero que esta convicción no te impida reconocer la virtud. Hay muchas personas que luchan por hermosos ideales y donde quiera, la vida esta llena de heroísmo.

Se tu mismo, sobre todo no pretendas disimular tus inclinaciones.
No seas cínico en el amor porque cuando aparece la aridez y el desencanto en el rostro, se convierte en algo tan perenne como la hierba. Acepta con serenidad el consejo de los años y renuncia sin reservas a los dones de la juventud.

Fortalece tu espíritu, para que no te destruyan inesperadas desgracias, pero no te crees falsos infortunios, muchas veces, el miedo es producto de la fatiga y la soledad.
Sin olvidar una justa disciplina, se benigno contigo mismo, no eres mas que una criatura en el universo, no menos que los árboles y las estrellas tienes derecho a estar aquí.

Y, si no tienes ninguna duda, el mundo se desplegará ante ti, sin olvidar tus trabajos y aspiraciones mantente en paz con tu alma. Pese a la ruidosa confusión de la vida, pese a tus falsedades, penosas luchas y sueños arruinados, la Tierra sigue siendo hermosa. Se cuidadoso. Lucha por ser feliz.

Elegir sentirse Bien!


Si elegimos sentirnos bien,
todos los días nos sobrarán motivos
para sentirnos bien;
si elegimos sentirnos mal,
todos los días nos sobrarán razones
para sentirnos mal.

¡ Pensémoslo !

Y tal vez descubramos
que lo importante y decisivo
no es lo que pasa fuera de uno
sino lo que hacemos que suceda
dentro de uno mismo,
y que no son los otros,
las cosas o los acontecimientos
los que nos hacen sentir mal,
sino nuestro modo de vivir frente a todo...

No hay suficientes madres malas...



Un día, cuando mis hijos estén crecidos lo suficiente para entender la lógica que motiva a los padres y madres, yo habré de decirles:
“Los amé lo suficiente como para haberles preguntado a dónde van,
con quién van y a qué hora regresarán.

Los amé lo suficiente para no haberme quedado callada y hacerles saber,
aunque no les gustara, que aquel nuevo amigo no era buena compañía.

Los amé lo suficiente para hacerles pagar las golosinas que agarraron del supermercado
o las revistas del kioskero, y hacerles decir al dueño:
Nosotros tomamos esto ayer y queremos pagar.

Los amé lo suficiente como para haber permanecido en pie, junto a ustedes,
dos horas, mientras limpiaban su cuarto, tarea que habría hecho yo en 15 minutos.

Los amé lo suficiente para dejarles ver además del amor que sentía por ustedes,
la decepción y también las lágrimas en mis ojos.

Los amé lo suficiente para dejarlos asumir la responsabilidad de sus acciones,
aún cuando las penalidades eran tan duras que me partían el corazón.

Y ante todo, los amé lo suficiente para decirles NO,
cuando sabía que ustedes podrían odiarme por eso (y en algunos momentos sé que me odiaron)”.

Esas eran las batallas más difíciles de todas.
Estoy contenta, vencí... ¡Porque al final ustedes ganaron también!
Y cualquiera de estos días, cuando mis nietos hayan crecido lo suficiente
para entender la lógica que motiva a los padres y madres;
cuando ellos les pregunten si su madre era mala, mis hijos les dirán:
“Sí, nuestra madre era mala. Era la madre más mala del mundo...
Los otros chicos comían golosinas en el desayuno
y nosotros teníamos que comer cereales, huevos y tostadas.
Los otros chicos bebían gaseosas y comían papas fritas y helados en el almuerzo
y nosotros teníamos que comer arroz, carne, verduras y frutas.
Mamá tenía que saber quiénes eran nuestros amigos y qué hacíamos nosotros con ellos.
Insistía en que le dijéramos con quién íbamos a salir,
aunque demoráramos apenas una hora o menos.
Ella nos insistía para que dijéramos siempre la verdad y nada más que la verdad.
Y cuando éramos adolescentes, no se cómo,
conseguía hasta leernos el pensamiento.
¡Nuestra vida sí que era pesada!

Ella no permitía que nuestros amigos nos tocaran la bocina del auto para que saliéramos;
tenían que bajar, golpear la puerta y entrar para que ella los conociera.

Cuando todos podían volver tarde en la noche con 12 años,
tuvimos que esperar como hasta los 16 para hacerlo,
y aquella pesada se levantaba para saber si la fiesta había estado buena
(sólo para ver en qué estado estábamos). "

Por culpa de nuestra madre, nos perdimos inmensas experiencias en la adolescencia.
Ninguno de nosotros estuvo envuelto en problema de drogas, robos, actos de vandalismo, violación de propiedad, ni fuimos presos por ningún crimen.

¡TODO FUE CULPA DE ELLA!

Ahora que somos adultos honestos y educados, estamos haciendo lo mejor para ser PADRES MALOS, como fue mi madre.

YO CREO QUE ESTE ES UNO DE LOS MALES DEL MUNDO DE HOY: ¡NO HAY SUFICIENTES MADRES MALAS!
Aquellas que ya son madres, que no se culpen, y aquellas que serán, ¡que esto les sirva de alerta!

Sobre el Amor...


Duele amar a alguien y no ser correspondido. Pero lo que es mas doloroso es amar a alguien y nunca encontrar el valor para decirle a esa persona lo que sientes.

Tal vez Dios quiere que nosotros conozcamos a unas cuantas personas equivocadas antes de conocer a la persona correcta, para que al fin cuando la conozcamos, sepamos ser agradecidos por ese maravilloso regalo.


Una de las cosas mas tristes de la vida es cuando conoces a alguien que significa todo y solo para
darte cuenta que al final no era para ti y lo tienes que dejar ir.


Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra puerta se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo a aquella puerta que se cerro, que no vemos la que se ha abierto frente a nosotros.

Es cierto que no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, pero tambien es cierto que no sabemos lo que nos hemos estado perdiendo hasta que lo encontramos.

Darle a alguien todo tu amor nunca es un seguro de que te amaran de regreso, pero no esperes que te amen de regreso; solo espera que el amor crezca en el corazon de la otra persona, pero si no crece se feliz por que crecio en el tuyo.


Hay cosas que te encantaria oir que nunca escucharas de la persona que te gustaria que te las dijera,
pero no seas tan sorda(o) para no oirlas de aquel que las dice desde su corazon.

Nunca digas adios si todavia quieres tratar.

Nunca te des por vencida(o) si sientes que puedes seguir luchando,.
Nunca le digas a una persona que ya no la amas si no puedes dejarla ir.

El amor llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado.
A aquel que aun cree, aunque haya sido traicionado.
A aquel que todavia necesite amar, aunque antes haya sido lastimado.
Y a aquel que tiene el coraje y la fe para construir la confianza del nuevo.

El principio del amor es dejar que aquellos que conocemos sean ellos mismos,
Y no tratarlos de voltear con nuestra propia imagen, porque entonces solo amaremos el reflejo de
nosotros mismos en ellos.

No vayas por el exterior, este te puede enganar,
No vayas por las riquezas, por que aun eso se pierde.

Ve por alguien que te haga sonreir,
porque toma tan solo una sonrisa para hacer que un dia obscuro brille.


Espero que encuentres a aquella persona que te haga sonreir. Hay momentos en los que extranas a una persona tanto que quieres sacarlos de tus suenos y abrazarlos con todas tus fuerzas.
Espero que sueñes con ese alguien especial,

Sueña lo que quieras soñar;

Ve a donde quieras ir;

Se lo que quieras ser;
Por que tienes esta vida y una oportunidad para hacer
todo lo que quieras hacer.

Espero que tengas;

Suficiente felicidad para hacerte dulce,
Suficientes pruebas para hacerte fuerte,
Suficiente dolor para mantenerte humana(o),
Suficiente esperanza para ser feliz,
Y suficiente dinero para comprar regalos.

Las personas mas felices no siempre tienen lo mejor de todo; Solo sacan lo mejor de todo lo que encuentran en su camino. La felicidad espera por

aquellos que lloran,

aquellos que han sido lastimados,
aquellos que buscan,

aquellos que tratan.

Por que solo ellos pueden apreciar la importancia de las personas que han tocado sus vidas.
El amor comienza con una sonrisa, crece con un beso y muere con una lagrima.
La brillantez del futuro siempre sera basado en un pasado olvidado. No puedes ir feliz por la vida hasta que dejes ir tus fracasos pasados y los dolores de tu corazon.

Cuando naciste, tu llorabas y todos alrededor sonreian,
Vive tu vida de forma que cuando mueras tu sonrias y todos alrededor lloren

Nostalgia


A veces te sientes como un arado que barre siempre el mismo surco y piensas que el trabajo sería más blando si caminaras en compañía.

A veces te enredas en la nostalgia de lo que dejaste atrás y, así como el agua busca su nivel tu sangre tira y lleva lejos tu memoria.

Miras por sobre el hombro y recuerdas a tus amigos, tu vieja casa, tu ayer o ese alguien especial para ti.

Puedes llegar a maldecir tu decisión de comenzar el camino y te pierdes en los "cómo hubiera sido si..."

Otras veces encuentras injusto el precio de tu soledad y revuelves en los pliegues de tu pasado como quien busca monedas en los bolsillos de un muerto.
Tu mente menor inventa recuerdos y fabrica diálogos que lo expliquen todo: respondes a preguntas que nunca te hicieron e interrogas a quien no tuviste coraje de preguntar.

Pero descubres que no hay risa que devuelva lo perdido, lo llorado, ni dé verde a lo marchito.
¿Pero tú, buscador, estás seguro de haber perdido?
Cuidado:
Tú no vives de recuerdos
sino que los recuerdos viven de ti.

Son miles de bocas que devoran la fuerza que necesitas para seguir adelante.
Te digo que no existe nada de malo en esos sentimientos en tanto no te dejes sofocar por los sentimientos.
Si esto sucede es porque estás olvidando estás no-recordando.

Dime:
¿De quién te acuerdas cuando te acuerdas de ti?
¿Del niño que corría entre los árboles?
¿Del joven que soñaba con viajes lejanos?
¿De lo que fuiste ayer?

Todas esas vivencias tiene la marca de lo fugaz:
están escritas en tu memoria como la sombra que un pájaro en vuelo deja sobre el agua.

Pero recordarse de sí no quiere decir tener memoria. La memoria y el olvido son funciones de tu mente menor en cambio el recuerdo de sí pertenece al ser profundo.
Escucha: tú no has renunciado a amar por seguir la vía sin embargo puede parecerte que por seguir la vía has dejado de amar.

Recuerda bien, buscador no sea cosa que lo que crees que has perdido sea sólo otro juego de tu mente así como tus recuerdos emotivos pueden ser sólo reflejos condicionados y la historia que añoras un invento de tu nada.

Observa qué curioso:

Ciertas cosas llegan a tu vida cuando ya no las precisas. Arriban con un retardo inexplicable cuando la cola de tu ilusión ya dio vuelta en la esquina.
Un amor demasiado grande y por lo tanto insostenible para tu miedo de amar nunca te embiste al mismo tiempo que su fulgor.

Primero te encandila y te hace soñar después nace en ti el deseo de poseerlo. Entonces desaparece se va de tu vida.
En realidad son cosas que te protegen de ellas mismas y te ponen a salvo del riesgo de su presencia por eso a veces tienes la sensación que alguien golpea demasiado tarde a tu puerta.

En el fondo se trata de un acto oculto de respeto y de protección porque el objeto o el afecto que deseabas puede volver a ti pero no en el momento del deseo sino cuando comprendas que puedes vivir sin él.
El buscador no cree en el amor eterno sino en el eterno amor.

Por eso, si recuerdas una gran amistad o un gran amor hazlo con la delicada alegría de los amigos que amaron no con la posesividad de los insatisfechos.
Abre las manos del alma y deja andar su recuerdo como si liberaras una paloma cautiva.
Esto también te servirá para aprender.

La Compasión


Todos esperamos un corazón que nos comprenda y sintonice con el nuestro. El corazón compasivo es el que sabe descentrar su pensamiento de su Yo, para empezar a pensar en las necesidades de las personas que están cerca, de su prójimo, olvidándose de sus planes personales para estar atento para ayudar a crecer a los demás.

El corazón compasivo no evalúa, no juzga a los otros, renuncia a cualquier retribución, sabe el momento oportuno para retirarse y dejarse alcanzar por la compasión de Dios. Es contemplativo, aprende a mirar la vida con los mismo ojos de Jesús: con fe.

En un ambiente compasivo (sufrir con) no nos preocupamos de ser los primeros o los mejores, tratamos de que lleguemos todos. Nos sabemos necesitados, pues descubrimos los valores que tiene cada persona y nuestras propias carencias.

Como el buen “Samaritano” (Lc. 10, 29 – 37), es el que detiene su marcha para palpar las heridas del corazón de la persona que está en su camino. Saca su paciencia y su capacidad de escucha (vino y aceite) para curar y suavizar el dolor que causa la indiferencia o las prisas de la gente. El hombre compasivo tiene lugar en la posada de su corazón para asumir los problemas del otro como propios. Se compromete para entrar periódicamente en la vida del herido y encontrar siempre a la persona que ya salió del anonimato pues se ha sentido querida. Ese encuentro, en apariencia, le causa desventajas pues tiene que poner siempre lo mejor de lo suyo (dos denarios).

La compasión es entrar en la mismidad de la persona y “probarnos” hasta dónde somos capaces de adueñarnos de nuestra libertad; pues aprendemos a ir más allá de lo agradable o placentero para bucear en la profundidad del corazón de nuestro prójimo. Ahí somos imagen de Dios, que entregó su vida por nosotros. Este entrar en el corazón del otro está lejos de la simple curiosidad, de la manipulación de los sentimientos o la propia complacencia.

No la podemos asociar con la “sensiblería o el sentimentalismo” . La compasión nos exige un temple, una fortaleza, humildad para reconocer que en las limitaciones de los otros están reflejadas nuestras miserias, en comparación con el amor incondicional que Dios nos tiene.

Entrar en la cultura de la compasión implica la apertura para escuchar al otro aquello que quiere decirnos para que seamos mejores, que lo tiene guardado en su corazón desde hace tiempo porque no quiere herirnos y sabe esperar; pues nosotros nos hacemos los “difíciles”. Es permitir al otro decirnos que nos ama. El compasivo espera la ayuda de la gracia de Dios para que cambie su corazón. Él mismo se siente menesteroso del amor de Dios. Cuando dejamos que nuestro corazón sea compasivo aceptamos nuestras debilidades para dejar a la gracia de Dios que nos las cambie con nuestra colaboración.

Vemos en las debilidades de los demás, los rótulos que les hemos colgado nosotros , condicionándolos. Estamos llamados a salir de nuestra intolerancia.

Ser compasivo con nosotros mismos es ver nuestras heridas, las de nuestra historia personal y encender nuestra esperanza; pues a pesar de todo el Corazón de Jesús sigue enamorado de nuestro corazón y siempre está esperando nuestra respuesta. En esta relación personal no tengo que dar nada, sólo me tengo que dejar alcanzar por su amor. El sentimiento de sabernos amados por Dios nos hará cercanos a él y además nos impulsará para llegar a nuestros hermanos. Sólo su amistad nos permitirá liberar nuestro corazón de las presiones que le producen nuestras ansias de poder, fama y placer.

La compasión supone aprender a mirar a los ojos a las personas con las que convivimos. Cuando nos miramos a los ojos intuimos lo que hay detrás de cada “fachada”. El conocimiento del otro “Tú” me obliga (me ata) a su realidad, me lleva a la interacción, al compromiso. Dos corazones que se aman se compadecen mutuamente, se aceptan el uno al otro tal como son. El compasivo no trata de cambiar a nadie. Él se propone la conversión para aceptar a los otros. Vivir la compasión es permitir que el corazón sufra (nos sangre) para remover nuestras asperezas y darnos cuenta que no hemos perdido autoridad o la estima ante los otros por ser cercanos.

Para los padres o docentes, cuya tarea principal es la de educar, la compasión no nos lleva a la permisividad o la falta de exigencia. La compasión es para que con firmeza llevemos los corazones de nuestros hijos a amar sin distinción de categorías. La exigencia y la cercanía tienen que estar unidas.

Esta comunión con el corazón de nuestros hijos -alumnos nos lleva a una actitud de agradecimiento, porque ellos con sus ganas de seguir creciendo nos han impulsado hacia nuestra entrega, hacia al ágape (por oposición al amor interesado –eros). Son ellos los que nos han hecho superar la mentalidad de la medición de las dificultades, del costo- beneficio. Ellos nos han ayudado a valorar la importancia del encuentro. Nos han enseñado a donarnos. Sólo la relación de compasión es la que establece la diferencia con las relaciones comerciales: “te doy para que me des”.

La compasión nos hace encontrar nuestra identidad como personas, nos hace diferentes, únicos. La relacionalidad nos permite descubrir los valores de nuestro corazón y la posibilidad de educarlo que se concretan en actitudes como: la humildad, el perdón, la donación, el altruismo, etc. Se trata de buscar el bien de cada persona como si del propio bien se tratase. No podemos relativizar a la persona, su ser está llamado a la unidad con los otros hombres y a la transcendencia en una relación personal e íntima con Dios. La persona está en la base para la jerarquización de nuestros principios en la vida.

Se trata de hacer el bien sin buscar la retribución; de asumir las miserias de los otros como propias. De practicar la caridad en todos los detalles de la vida, pues es la que nos asegura la plenitud. “Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia” (Mt 5, 7).

Cuando las Cosas Empeoran..


Cuando las cosas empeoran

y el momento es de crisis,
no pienses que todos tus esfuerzos
han sido en vano,
sigue...

Tal vez todo haya sido para mejor.
Sonría...

Y experimenta otra vez.
Puede ser que tu aparente fracaso
sea la puerta mágica que te conducirá
a una nueva felicidad,
que todavía no has conocido.

Tú puedes estar debilitado por la lucha,
pero no te consideres vencido.

Eso no quiere decir derrota.
No vale la pena gastar tu precioso tiempo
en lágrimas y desesperación.

Levántate.
Y sigue adelante ...
Y, si guardas en mente
el objetivo de tus aspiraciones,
tus sueños se realizarán.
Aprende con los errores.

Cosecha experiencia de tus dolores.
Y , un día llegará , que dirás:
Gracias a Dios.

"Yo intenté una vez más y reencontré
la paz, el amor y la felicidad."