Los Escalones de tu existencia


 

Sube los escalones de tu existencia,

Despacio, cauteloso, con mucha calma,

Inteligencia y buena voluntad.

Pensando siempre en la gloria

Que se encuentra en lo más alto

De la escalera que estás subiendo.

No cedas ni un segundo al desánimo;

No permitas que la indecisión te domine,

Aprende a superarlos.

El mundo pertenece a los seres optimistas,

Positivos y sinceros; nunca será de los cobardes,

Quejosos , indecisos , mentirosos y deshonestos.

Estos últimos se quedan en los primeros

Escalones de la gran escalera.

Prosigue en línea recta, buscando siempre

Tus sagrados objetivos, en nombre del Creador,

A quien debemos la vida: hónrala .

Si alguien no te recibe de buena gana,

Ni acepta tu buena intención, no pierdas

El tiempo en comentarios y sentencias acusatorias,

Pues tal actitud no soluciona el problema.

Y si te caes, antes de llegar al escalón

Al que te propusiste llegar, no te desanimes,

Porque el caer es una oportunidad para levantarte,

Para reaccionar y continuar subiendo

Nuevamente con más fuerza y altruismo.

Victoria no es nunca haber caído, sino levantarse

De la caída y seguir alegremente, prometiéndote

A ti mismo, mirar con orgullo los demás escalones

Que se encuentran adelante y altivamente

Seguir, escalón tras escalón, subiendo.

Sube, sube siempre con coraje, con firmeza

Con sabiduría y un fuerte deseo de vencer,

Imponiéndote el más alto concepto

De una vida digna, honrada y bien vivida.

Acuérdate siempre: la victoria es de los que

Luchan contra las situaciones desfavorables,

Sin perder el vigor, la fe, y el ideal de la vida.

Si no vences es porque te dejaste contaminar

Por la ola negra del mal y perdiste el deseo

De luchar hasta el final, porque quien lucha,

Dando el verdadero esplendor a la vida,

Al bien y persiste sin retroceder ¡Vencerá!

Todos los que creen en sus ideales

Y se esfuerzan por alcanzarlos .

¡Vencen!

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales. 

La Verdad del Fracaso



Fracasar no significa que somos fracasados… lo que sí significa es que todavía no hemos triunfado.

Fracasar no significa que no hayamos logrado nada… lo que sí significa es que hemos aprendido algo.

Fracasar no significa que hemos sido unos tontos… lo que sí significa es que teníamos mucha fe.

Fracasar no significa que nos hemos desgraciado… lo que sí significa es que estuvimos dispuestos a intentarlo.

Fracasar no significa que no tenemos lo que se necesita… lo que sí significa es que necesitamos hacer algo de manera diferente.

Fracasar no significa que somos inferiores… lo que sí significa es que no somos perfectos.

Fracasar no significa que hemos desperdiciado nuestra vida… lo que sí significa es que tenemos una razón para comenzar

De nuevo.

Fracasar no significa que debiéramos rendirnos… lo que sí significa es que debemos intentarlo con más fuerza.

Fracasar no significa que nunca lo lograremos… lo que sí significa es que nos tomará un poquito más de tiempo.

Aun cuando tu caída haya sido desastrosa, recuerda que Dios saca provecho de todo, si con mi corazón humilde, reconozco y me dejo guiar por su mano poderosa.

Dios me libró de caer en la tumba;¡estoy vivo y disfruto de la luz! Job 33:28

Sólo una cosa te pido: si acaso llego a caer, no les concedas el gusto de burlarse de mí. Salmo 38:16

Yo estuve a punto de caer, y poco me faltó para que resbalara. Salmo 73:2

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales. 

Los Deseos de un Anciano



Deseo que me hagas sentir que soy amado, que soy útil todavía, que no estoy solo.

Deseo que cuando comamos en la misma mesa me des conversación a pesar de que yo apenas hable.

Deseo que me ames por lo que soy y no por lo que tengo.

Deseo que me des cariño y comprensión en esta mi última etapa.

Deseo que no bromees de mi paso vacilante o de mi mano temblorosa.

Deseo que comprendas mi incapacidad de oír como antes, por eso cuando me hables hazlo despacio y claro pero sin gritar.

Deseo que tengas en cuenta que mis ojos se están nublando y no me eches en cara cuando tropiezo o derramo la taza de café sobre la mesa.

Deseo que tengas tiempo para escucharme sin prisa, aunque lo que yo te diga te importe poco o nada.

Deseo que no me digas! Ya me has contado tres veces lo mismo! Y que me escuches como si fuera la primera vez que te lo cuento.

Deseo que me recuerdes los aciertos y éxitos de mi vida pasada y que no me hables de mis errores y fracasos.

Deseo sentir la caricia de tu mano sobre la mía y escuchar sin agobiarme suaves palabras de ánimo.

Deseo permanecer en mi casa o en la tuya.

Cuando esté al final de mis días háblame entonces de la misericordia de Dios.

Gracias, mil gracias por atender mis deseos.

Un día otros lo harán posiblemente para ayudarte a ti, porque el tiempo pasa muy deprisa.

Anónimo

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.