Vive hoy Feliz


Despiertas hoy a un nuevo día, resucitando de la muerte, que encerrada como signo en el sueño, cada noche te convoca. 

Que tu pensamiento primero no sea para las preocupaciones, los sabores o sinsabores que en este día te aguardan, sino que, con una gran cruz, envuelve todo tu ser, de tu frente a tu pecho, y de un hombro al otro, poniendo tu día y tu vida en las manos del Padre de los Cielos, pidiéndole te proteja y te ayude para ser fiel testigo de la resurrección de su Hijo y dócil a su Espíritu de Amor. Hoy tiene que ser el mejor día, vívelo en la presencia del Señor; busca disfrutar de las pequeñas cosas de cada día; saluda con amor a tus seres queridos, y sal a la calle con la alegría en tu rostro, llenando tu mente y tu corazón de optimismo.

Y transmite esa alegría, esa energía de vida, a todos los que hoy se crucen en tu camino. Es posible que a lo largo de tu jornada no todo sea flores y alegría, sino también duras y dolorosas espinas; pero si lo afrontas junto con Dios, verás cómo nada te será insuperable y todo tendrá un distinto color.

Olvida todo lo que pueda molestarte y condicionarte para mantener la alegría, y no permitas que nada ni nadie te impida hoy ser verdaderamente feliz. Recuerda que el ayer ya pasó y el mañana aún no llega, a cada día le basta con su propio afán. 


Confíale al Señor todos tus asuntos, poniendo todo tu empeño en resolverlos, como si todo dependiera únicamente de ti, pero en la certeza que, finalmente, todo depende de Dios. Vive hoy, vive feliz, Dios está contigo.

Y cuando ya caiga la tarde y finalice tu día, agradece a Dios con los versos de ese hermoso himno de Vísperas: "Hora de la tarde, fin de las labores, Amo de las viñas, paga los trabajos de tus viñadores.

Al romper el día nos apalabraste. Cuidamos tu viña del alba a la tarde.Ahora que nos pagas, nos lo das de balde, que a jornal de gloria no hay trabajo grande. Das al de la tarde lo que al mañanero.Son tuyas las horas y tuyo el viñedo. A lo que sembramos dale crecimiento. Tú que eres la viña, cuida los sarmientos.

"A pesar de momentos y situaciones adversas hay que seguir adelante porque Dios siempre estará con nosotros y nos premiará"


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al enviar tu comentario acepta las normas básicas y obvias de etiquetas. Todo comentario ofensivo será borrado inmediatamente. No se publicarán oraciones o cadenas. Respete a los demás como desearía que usted fuese tratado. Su correo-e NO se compartirá con terceras personas