Las cajas


Tengo en mis manos dos cajas que Dios me ha dado para que sostenga.

Él me dijo, "pon todas tus penas en la negra, y todas tus alegrías en la dorada".

Yo escuché sus palabras, y en ambas cajas mis alegrías y tristezas guardé.

Pero la dorada se fue poniendo más pesada y la negra estaba tan liviana como antes.

Con curiosidad abrí la caja negra para saber por qué seguía tan liviana y encontré, en el fondo de la caja un hueco por el cual habían caído todas mis tristezas.

Mostré a Dios el hueco y reflexioné en voz alta, " me pregunto donde habrán ido mis penas". Él me sonrió, "hijo mío, todas tus penas están conmigo". Le pregunté "Señor, por qué me has dado las cajas, por qué la dorada y la negra con un hueco".

"Hijo mío, la dorada es para que cuentes tus bendiciones, la negra es para que olvides todas tus penas"

MICRO-REFLEXIÓN: "¿Coincidencias?, ¡Cuáles Coincidencias! Sólo sientes más cerca la presencia de Dios."

 
Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al enviar tu comentario acepta las normas básicas y obvias de etiquetas. Todo comentario ofensivo será borrado inmediatamente. No se publicarán oraciones o cadenas. Respete a los demás como desearía que usted fuese tratado. Su correo-e NO se compartirá con terceras personas