Los que aman demasiado: ¿Eres adicto/a tu pareja?


Cuando el otro se transforma en una adicción, una necesidad, ¿se puede llamar a estos  vínculos, una relación con amor o una obsesión fatal?

Cuando el otro se transforma en una adicción, una necesidad, ¿se puede llamar a estos  vínculos, una relación con amor o una obsesión fatal?

Adictos a las personas

"!No te engañes! No esperes que el otro cambie. Mientras tu esperas que cambie, tu pareja está esperando lo mismo de ti"

En general cuando se habla de adicciones, se lo asocia a la dependencia de algún vicio, como las drogas, el alcohol, el cigarrillo, etc. 

Pero es común y está socialmente aceptado, ser adicto a una pareja o relación. Los síntomas son fáciles de reconocer, porque las personas se enferman física y psíquicamente si son abandonados por su pareja. 

Pero también, a pesar de que continúen esa relación, aparentemente estable, sufren. Porque el problema que tiene un adicto es que piensa y siente que puede morirse, si no tiene alguien a quien amar.

¿Eres adicto/a tu pareja?

Aquí transcribiremos algunas preguntas para tu autoevaluación:

- ¿Sientes temor de afrontar problemas cotidianos sin ayuda externa?
- ¿Aceptas tener emociones y pensamientos negativos?
- ¿Permites que tu pareja cumpla sus deseos, sin estar de acuerdo?
- ¿Piensas qué el otro va cambiar, o que puedes modificarle los aspectos de la personalidad, que tanto te incomoda?
- ¿Reprimes, cada día, algo para tu satisfacción personal, y permites que el otro lo realice?
- ¿Eres siempre el que actúa para salvar la pareja de situaciones conflictivas, mientras el otro no actúa o no se preocupa?
- ¿Sientes que tú eres quien desea mantener la pareja y el otro puede prescindir de ti?
- ¿Te rodeas de personas inestables que nunca fomentan tu autoestima?
- ¿Sientes miedo que te abandonen en cada relación que comienzas?
- ¿Cuándo terminas una relación, comienzas en muy poco tiempo, otra?
- ¿Temes a estar solo/a por mucho tiempo?
- ¿Sospechas que posiblemente tu pareja te engaña, pero no te animas a afrontarlo?

Si la mayoría de tus respuestas son positivas debes comenzar a reflexionar sobre este momento de tu relación afectiva.

Porque simplemente puede ser una etapa que experimentas ahora, o puede ser el modelo de vínculo que siempre has mantenido. 

La esencia de toda dependencia

La experiencia que siente un adicto al amor es la misma que tiene cualquier otra persona dependiente. Tiene la sensación permanentemente, que pierde el control sobre su conducta externa, lo lleva a pensar que no puede manejar su vida, especialmente si esa persona que eligió como estímulo, la ha abandonado o simplemente no se encuentra, en el momento presente. 

Entonces el adicto siente que realmente, puede morirse de amor. El adicto a las personas, no tiene control consciente del impulso que lo lleva a abandonar su poca autoestima y renunciar a su amor propio, en pos de la relación deseada. De la misma forma que un alcohólico, no tiene idea en que momento comenzó a beber

. ¿Cuáles son las consecuencias? La preocupación emocional de un adicto al amor es tan inmensa que ocupa toda la energía vital que posee.

Aunque mantenga la relación amada de cualquier manera, tarde o temprano, aparecen estos efectos en su vida cotidiana, que a su vez como un circulo vicioso, le provoca más dependencia hacia el otro:

*Pueden llegar a perder relaciones realmente positivas
*Aparecen grandes dificultades en el trabajo,
 *Problemas económicos.
 *Pérdida de interés sexual.
*Enfermedades de origen desconocido.
 *Inestabilidad en su conducta, no puede comprometerse a cumplir algún objetivo.
*Falta de amor propio y un sentimiento de angustia y depresión, si no tienen el objeto amado o deseado.

La pregunta es: ¿puede una persona ser adicto toda la vida al amor o al sexo?


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario