Muchos viven como ángeles en medio del mundo. -Tú... ¿por qué no?



LA ROCA

Se le pidió a un célebre artista pintar un cuadro que representara la verdadera paz.

El artista tomó su pincel y plasmó en el lienzo un mar agitado por una estruendosa tormenta. Las olas se levantaban en forma gigantesca y arrolladora. Entre las furiosas olas se alzaba una roca inmensa e inconmovible, en una de cuyas grutas había un pequeño nido. En el nido se veía echada, con serenidad y calma, una inocente avecilla que le brindaba calor y protección a sus polluelos. La tranquilidad de aquel nido, en medio de un embravecido mar es la manera mas elocuente de describir la paz que disfrutan los que confían en el Señor.

No es que no haya peligros, sino que en medio de la adversidad se levanta la roca invencible de nuestra salvación.

Cualquiera que sea la situación por la que estás atravesando, ten la plena confianza de que el Señor se levantará en medio de ese problema y será tu refugio, así que no pierdas la paz, sino que CONFÍA EN DIOS.

Inclina a mí tu oído, líbrame pronto; sí, Tú mi roca fuerte y fortaleza para salvarme, porque Tú eres mi roca y mi castillo. Por tu nombre me guiarás y me encaminarás. Salmo 31.2-3

REFLEXIÓN:

"Muchos viven como ángeles en medio del mundo. -Tú... ¿por qué no?". ? Camino 122

No hay comentarios:

Publicar un comentario