Homenaje al Destino


Hablar es completamente fácil,
cuando se tienen palabras en mente,
que expresan nuestra opinión.
Difícil es expresar por gestos y actitudes
lo que realmente queremos decir,
lo mucho que queremos decir,
antes que la persona se vaya.
Fácil es hacer compañia a alguien,
decir lo que el desea oír.
Difícil es ser amigo para todas las horas
y decir la verdad, cuando sea necesario.
Y seguro en lo que dice.

Fácil es analizar la situación ajena
y poder aconsejar sobre esa situación.
Difícil es vivirla y saber que hacer.
O tener el coraje para hacerlo.

Fácil es demostrar rabia e impaciencia,
cuando algo te irrita.
Difícil es expresar tu amor a alguien
que realmente te conoce,
te respeta y te entiende.
Y es así que perdemos personas especiales.

Fácil es ver lo que queremos ver.
Difícil es saber que nos ilusionamos
con lo que creíamos haber visto.
Admitir que nos dejamos llevar,
una vez más, eso es difícil.

Fácil es decir " hola" o "¿como te va?"
Difícil es decir "adios".
Principalmente, cuando somos culpables,
de la partida de alguien de nuestras vidas.

Fácil es abrazar, dar las manos,
besar de ojos cerrados.
Difícil es sentir la energía que es transmitida.
Aquella que se adueña del cuerpo,
como una corriente eléctrica,
cuando tocamos a la persona correcta.

Fácil es querer ser amado.
Difícil es amar completamente solos.
Amar de verdad, sin tener miedo de vivir,
sin tener miedo del después.
Amar y entregarse.
Y aprender a dar valor
solamente a quien te ama.

Fácil es dictar reglas.
Difícil es seguirlas.
Tener la noción exacta de nuestras propias,
en lugar de saber de la vida de los demás.

Fácil es preguntar lo que se desea saber.
Difícil es estar preparado
para escuchar la respuesta.
O querer entender la respuesta.

Fácil es dar un beso.
Difícil es entregar el alma.
Sinceramente, por entero.

Fácil es salir con varias personas
a lo largo de nuestra vida.
Difícil es entender que poquísimas de ellas,
te aceptaran tal como eres
y te harán completamente feliz.

Fácil es ocupar un lugar en la agenda telefónica.
Difícil es ocupar el corazón de alguien.
Saber que se es realmente amado.

Fácil es soñar todas las noches.
Difícil es luchar por un sueño.
Eterno, es todo aquello,
que dura una fracción de segundo,
pero con tanta intensidad,
que se petrifica,
y ninguna fuerza jamás lo rescata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al enviar tu comentario acepta las normas básicas y obvias de etiquetas. Todo comentario ofensivo será borrado inmediatamente. No se publicarán oraciones o cadenas. Respete a los demás como desearía que usted fuese tratado. Su correo-e NO se compartirá con terceras personas