Pasos pequeños de humildad, engrandecerán tu Espíritu


Ser humilde es dejar hacer y dejar ser, Si aprendemos a eliminar la arrogancia, a reconocer las capacidades físicas, Intelectuales y emocionales de los demás, estamos laborando la virtud de la Humildad.

La humildad permite a la persona ser digna de confianza, flexible y adaptable.  

El éxito está en el servicio a los demás, proviene de la humildad; cuanto más humildes, mayores logros obtendremos. No puede haber beneficio para el mundo sin la humildad.

“La Grandeza del Espíritu está en la Humildad.
Si crees ser súper dotado o infalible, déjame decirte que es tu Ego quien se expresa, confundiendo la verdadera esencia y sencillez de tu Espíritu.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario