En el momento exacto...


En cierto lugar del mundo
existe la persona perfecta,
exacta para ti.
Solo debes recordar
que todo llega a su exacto tiempo,
no hay por qué desesperarse.

Si amas a alguien,
y esa persona no te ama,
no entristezcas.

Ni lamentes amar,
ese inmenso amor,
regresará a ti tarde o temprano.

Recuerda, el amor
verdadero es aquel
que nace en dos seres.

Es el complemento exacto,
aceptar al otro,
con defectos y virtudes.

Y cuando lo encuentres,
por favor,
no lo dejes ir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al enviar tu comentario acepta las normas básicas y obvias de etiquetas. Todo comentario ofensivo será borrado inmediatamente. No se publicarán oraciones o cadenas. Respete a los demás como desearía que usted fuese tratado. Su correo-e NO se compartirá con terceras personas