Todos los niños lloran cuando nacen...

"Todos los niños lloran cuando nacen, pero no lloran de la misma
manera. Algunos tienen un llanto conmovedor: expresan nostalgia
por una región de luz, de alegría y de paz que han abandonado.
Pero al mismo tiempo dicen: «¡Que se cumpla la voluntad de Dios!»
y aceptan de antemano las pruebas que les esperan. Mientras que
muchos otros lloran de una manera desesperada, trágica, con
gritos de rebeldía, porque se sienten como animales enjaulados y
saben ya que su existencia será como una prisión.
La verdad es que en la tierra nadie está exento de pruebas,
porque precisamente es la tierra, y aquí entramos en unas
condiciones muy particulares. Es preciso por tanto hallar los
mejores métodos para no dejarse aplastar por los acontecimientos,
sino al contrario dominarlos y sacar el mejor provecho para
nuestra evolución. Ciertamente no lograremos de inmediato
modificar nuestras reacciones con respecto a lo que nos sucede.
Siempre comenzamos sintiéndonos atropellados, apenados,
lastimados. Sí, pero una vez hemos comprendido que estas
dificultades son necesarias para nuestro aprendizaje, nos
recuperamos mucho más rápidamente y mucho mejor."

Omraam Mikhaël Aïvanhov

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Al enviar tu comentario acepta las normas básicas y obvias de etiquetas. Todo comentario ofensivo será borrado inmediatamente. No se publicarán oraciones o cadenas. Respete a los demás como desearía que usted fuese tratado. Su correo-e NO se compartirá con terceras personas