ABRACE LA VIDA

Ha llegado el momento de resurgir de sus propias cenizas. Lo que haya sucedido importa poco. Levántese, proclame su liberación plena y festeje su nueva vida. Recuerde que usted es mucho más grande que sus problemas. Muchas veces no son más que una tempestad en un vaso de agua. Pero, aunque hayan sido muy graves, ya forman parte del pasado. La vida es aquí y ahora La causa de su depresión pertenece al pasado; por eso, deshágase de lo que no existe y empiece a vivir lo mejor de usted mismo y de sus deseos. Alegría, alegría, que hoy es otro día. Resurgir es necesario. Abrace a sus familiares, sonría desde el amanecer y juegue a ser feliz. Ésta es su hora: salga de su cuarto, vístase como para una fiesta y empiece a festejar. Por favor, cambie esa expresión, péinese a la moda, esboce su mejor sonrisa y salga al mundo. Todos bendecirán su presencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario